SEGURIDAD SOCIAL. REFORMA DEL REGIMEN DEL SERVICIO DE RETIROS Y PENSIONES POLICIALES




Promulgación: 24/10/2008
Publicación: 17/11/2008
  • Registro Nacional de Leyes y Decretos:
  •    Tomo: 1
  •    Semestre: 2
  •    Año: 2008
  •    Página: 2003
Reglamentada por: Decreto Nº 343/011 de 28/09/2011.
Referencias a toda la norma

TITULO I - AMBITO DE APLICACION
CAPITULO UNICO - AMBITO SUBJETIVO Y CONTINGENCIAS CUBIERTAS

Artículo 1

 (Ambito subjetivo de aplicación).- Queda comprendido en el nuevo sistema
previsional (Título I, II, IV y V), el personal policial activo amparado
por el Servicio de Retiros y Pensiones Policiales que, al momento de
entrada en vigencia de la presente ley, sea menor de treinta y siete años
de edad en el caso de la mujer, y de cuarenta años de edad en el caso del
hombre, o aún teniendo más años de edad, cuente con menos de quince años
de servicios efectivos, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 36
al 41 de la presente ley.
A esos efectos se entiende por personal policial, el comprendido en el
escalafón policial del Ministerio del Interior, que integre los siguientes
subescalafones: ejecutivo, administrativo, técnico profesional,
especializado y de servicios.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 2

 (Contingencias cubiertas).- La presente ley cubre las contingencias
sociales de retiro, invalidez, vejez y sobrevivencia.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 3

 (Gestión).- La gestión del sistema estará a cargo del Servicio de Retiros
y Pensiones Policiales, subordinado a la Dirección Nacional de Asistencia
Social Policial, la que, a partir de la vigencia de esta ley, pasa a
denominarse Dirección Nacional de Asistencia y Seguridad Social Policial.
Anualmente el Ministerio del Interior efectuará un reporte de la gestión
realizada por la Dirección Nacional de Asistencia y Seguridad Social
Policial con respecto al Servicio de Retiros y Pensiones Policiales, el
que será elevado al Poder Ejecutivo.


(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

TITULO II - DE LAS PRESTACIONES
CAPITULO I - PRESTACIONES

Artículo 4

 (Prestaciones).- Las prestaciones que brindará el Servicio de Retiros y
Pensiones Policiales serán las de retiro, subsidio transitorio por
incapacidad parcial y las pensiones de sobrevivencia.

                               

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

CAPITULO II - DE LOS RETIROS

Artículo 5

 (Clasificación de los retiros).- Según la causal que lo determine, el
retiro puede ser:
A) Retiro común.
B) Retiro por incapacidad total.
C) Retiro por acto directo de servicio.
D) Retiro por edad avanzada.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 6

 (Retiro común).- Para configurar causal de retiro común, se exigirán
sesenta años de edad y un mínimo de treinta y cinco años de servicios.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 7

 (Retiro por incapacidad total).- La causal de retiro por incapacidad
total se configura, fuera del caso previsto por el artículo siguiente, por
la ocurrencia de cualesquiera de los siguientes presupuestos:
A) La incapacidad absoluta y permanente para todo trabajo, sobrevenida en
actividad o en período de subsidio transitorio por incapacidad, cualquiera
sea la causa que la haya originado y siempre que se cuente con no menos de
dos años de servicios policiales efectivos, salvo para quienes tengan
hasta veinticinco años de edad, en cuyo caso sólo se exigirá un período
mínimo de seis meses de servicios policiales efectivos.
B) La incapacidad absoluta y permanente para todo trabajo, a causa o en
ocasión del trabajo, cualquiera sea el tiempo de servicios.
C) La incapacidad absoluta y permanente para todo trabajo, sobrevenida
dentro de los dos años siguientes al cese voluntario en la actividad o al
vencimiento del período de subsidio transitorio por incapacidad,
cualquiera sea la causa que hubiere originado la incapacidad, cuando se
computen no menos de diez años de servicios policiales efectivos y no se
fuere beneficiario de otra jubilación o retiro.
D) El cumplimiento de sesenta años de edad del afiliado que no fuere
beneficiario de otra jubilación o retiro, cuando haya sido beneficiario
del subsidio transitorio por incapacidad parcial por el término máximo
(artículo 10.2 de la presente ley).

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 10, 37, 55, 58 y 63 (vigencia).
Referencias al artículo

Artículo 8

 (Retiro por incapacidad por acto directo de servicio).- La causal de
retiro por acto directo de servicio se configura por la ocurrencia de la
incapacidad absoluta y permanente para toda tarea, a causa o en ocasión de
la prevención, investigación, represión y combate de siniestros,
accidentales o no, o de los delitos y faltas contenidos en el Código
Penal, leyes especiales y contravenciones administrativas en que esté
dispuesta la intervención del personal policial, cualquiera sea el tiempo
de servicios policiales prestados.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 37, 58 y 63 (vigencia).
Referencias al artículo

Artículo 9

 (Retiro por edad avanzada).- La causal de retiro por edad avanzada se
configura con setenta años de edad y un mínimo de quince años de
servicios, siempre que el afiliado haya cesado en forma voluntaria con
posterioridad a la vigencia de la presente ley y no le sea posible
configurar otra causal de retiro o jubilatoria por acumulación de
servicios al amparo de la Ley Nº 17.819, de 6 de setiembre de 2004.
La prestación generada por esta causal es incompatible con el goce de
cualquier otra jubilación, retiro, o subsidio transitorio por incapacidad
parcial.


(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 55, 58 y 63 (vigencia).

CAPITULO III - SUBSIDIO TRANSITORIO POR INCAPACIDAD PARCIAL

Artículo 10

  (Subsidio transitorio por incapacidad parcial-tareas compatibles con el 
   estado de salud).-

   10.1. En los casos en que se declare la incapacidad en forma absoluta
   y permanente para la tarea habitual de personal policial que cuente
   con los requisitos establecidos en el literal a) del artículo 7° de la
   presente ley, se determinará su aptitud para desempeñar tareas
   compatibles con su estado de salud. En caso de que el policía sea
   declarado apto para las mismas, se dará intervención a los Servicios
   de Salud Ocupacional del Ministerio del Interior a efectos de
   determinar las funciones a desempeñar y que sean acordes al grado de
   incapacidad comprobada. El Poder Ejecutivo reglamentará esta última
   disposición.

   10.2. Cuando se declare que el funcionario puede desempeñar funciones
   compatibles con su estado de salud, serán de aplicación las siguientes
   reglas:

I) El Jefe de Policía o Director Nacional de la unidad ejecutora en la
   cual presta servicios el policía, se expedirá en relación a la
   conveniencia de mantener al mismo prestando tareas compatibles con su
   estado de salud.

II)En caso de expedirse dichos Jerarcas en forma favorable, el
   Ministerio del Interior podrá disponer que el funcionario continúe
   prestando servicios en las referidas condiciones.

III)El policía comprendido en dicha situación funcional estará impedido
   de realizar cursos de pasaje de grado o de obtener ascensos en tanto
   se mantenga la misma.

IV)El funcionario podrá reintegrarse a sus tareas normales en caso de
   ser declarado apto para la función. El Poder Ejecutivo reglamentará
   los controles médicos a los que debe someterse a efectos de su
   eventual reintegro al servicio normal.

V) Si el policía que cumple funciones compatibles con su estado de salud
   reiterara certificaciones médicas, podrá ser sometido nuevamente a
   junta médica con presunción de incapacidad total. El Poder Ejecutivo
   reglamentará los requisitos necesarios para la configuración de dicha
   situación.

   10.3. Si en la situación determinada por el numeral 10.1, el Jefe de
   Policía o Director Nacional estableciera que no se considera
   conveniente la permanencia del funcionario en tareas compatibles con
   su estado de salud, quedará comprendido en el Subsidio Transitorio por
   Incapacidad Parcial.

   10.4. Esta prestación se servirá por un plazo máximo de dieciocho
   meses contados a partir del acto administrativo que disponga su
   inclusión en el mismo. Quedarán comprendidos por dicho plazo todos los
   funcionarios que a la fecha de vigencia de la presente ley, no hayan
   sido incluidos en dicho subsidio por acto administrativo expreso.

   10.5. El Poder Ejecutivo reglamentará los controles médicos a los que
   deben someterse los funcionarios comprendidos en el Subsidio, a
   efectos de su eventual reintegro al servicio normal. Dichos controles
   comprenderán a los funcionarios que estuvieran actualmente
   comprendidos en dicha prestación.

   La no concurrencia a los mismos sin causa justificada podrá determinar
   el no pago de la prestación, computándose el plazo de la suspensión en
   el lapso total de dieciocho meses o de tres años según sea el régimen
   aplicable. 

   10.6. En forma previa a la finalización del período establecido para
   el Subsidio Transitorio por Incapacidad parcial, se evaluará al
   funcionario desde el punto de vista sanitario. En caso de constatarse
   que mantiene la situación de incapacidad, el mismo será considerado no
   apto en forma total para la función, pasando a retiro en los términos
   del inciso tercero del artículo 22 de la presente ley. Dicha situación
   comprenderá únicamente a los policías que al momento de ser incluidos
   en dicho subsidio tuvieran una antigüedad en el Instituto no menor a
   dos años. Los funcionarios cuya antigüedad fuera menor a esta, al
   momento de ingresar al subsidio, cesarán en sus funciones al finalizar
   el periodo de subsidio, no siendo necesaria la instrucción de sumario
   administrativo ni la intervención de la Comisión Nacional de Servicio
   Civil prevista en el literal c) del artículo 7° de la Ley N° 15.757,
   de 15 de julio de 1985.

   10.7. Si al momento de ser incluido en el Subsidio Transitorio por
   Incapacidad Parcial el funcionario se encontrara sometido a sumario
   administrativo, será incluido en dicha prestación continuando la
   tramitación del procedimiento administrativo. La aplicación de la
   eventual sanción podrá quedar en suspenso hasta la determinación de la
   situación definitiva del sumariado. La sanción de destitución será de
   aplicación inmediata.

   10.8. Si el funcionario incluido en el Subsidio Transitorio por
   Incapacidad Parcial se reintegrara al servicio en el transcurso del
   mismo o a su finalización, no podrá reingresar al subsidio por un
   plazo mínimo de cinco años. Este plazo comenzará a computarse desde la
   fecha de reintegro al servicio efectivo.

   En caso de reiterarse los extremos que configuran la prestación sin
   que hubiera transcurrido el plazo establecido en el inciso precedente,
   el funcionario comprendido deberá pasar a retiro por incapacidad
   total.

   10.9. Si dentro del plazo de dieciocho meses, la incapacidad se
   convierte en absoluta y permanente para todo trabajo o si el
   funcionario cumpliere la edad de sesenta años, se configurará la
   causal de retiro por incapacidad total en los términos previstos en el
   inciso primero del artículo 22 de la presente ley.

   10.10. La prestación del Subsidio Transitorio por Incapacidad Parcial
   es compatible con la percepción de jubilación o retiro, salvo que la
   actividad para la cual se incapacitó el funcionario hubiera sido
   comprendida en los servicios computados en la pasividad. Asimismo es
   compatible con el desempeño de otra actividad, salvo las relacionadas
   a tareas de seguridad, vigilancia o similares aún sin porte de armas.

   10.11. Los funcionarios comprendidos en la realización de tareas
   compatibles con su estado de salud o el Subsidio Transitorio por
   Incapacidad Parcial, podrán concursar para cargos del Ministerio del
   Interior, si cumplen los requisitos de aptitud física requeridos para
   acceder a los mismos.

   10.12 En los casos en que se declare la incapacidad en forma absoluta
   y permanente para la tarea habitual, estableciéndose la existencia de
   nexo causal con el servicio, serán de aplicación las siguientes
   reglas:

I) Si se declara que no es apto para tareas compatibles con su estado de
   salud, se dispondrá su retiro en los términos establecidos en el
   inciso segundo del artículo 22 de la presente ley. Igual solución se
   aplicará en caso de que siendo apto para dichas tareas, el Jefe de
   Policía o Director Nacional no considerara conveniente su permanencia
   en la función. En estos casos no se requerirá tiempo mínimo de
   servicios para acceder a la prestación de retiro.

II)Si se declara apto para tareas compatibles con su estado de salud, se
   procederá en los términos del artículo 10.2 de la presente ley. El
   funcionario podrá optar por permanecer cumpliendo dichas tareas o por
   el retiro, en los términos establecidos en el inciso segundo del
   artículo 22 de la presente ley. (*)

(*)Notas:
Redacción dada por: Ley Nº 19.924 de 18/12/2020 artículo 145.
Ver vigencia: Ley Nº 19.924 de 18/12/2020 artículo 3.
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

TEXTO ORIGINAL: Ley Nº 18.405 de 24/10/2008 artículo 10.
Referencias al artículo

CAPITULO IV - DE LAS PENSIONES DE SOBREVIVENCIA

Artículo 11

 (Causales de pensión).- Los funcionarios policiales en actividad o en
goce del subsidio transitorio por incapacidad parcial, cualquiera fuere el
tiempo de servicios reconocidos, y los retirados, causan derecho a pensión
ante el acaecimiento de los siguientes hechos:
A) La muerte del funcionario o del retirado.
B) La declaratoria judicial de ausencia del funcionario o retirado.
C) La desaparición del funcionario o retirado en un siniestro o hecho
conocido de manera pública y notoria, que haga presumir la muerte, previa
información sumaria. La pensión se abonará desde la fecha del siniestro y
caducará desde el momento, en que el causante apareciera con vida,
pudiéndose disponer la devolución de lo pagado a juicio de la Dirección
Nacional de Asistencia y Seguridad Social Policial.
También causará pensión aquel a cuyo respecto se verifiquen las
circunstancias previstas en los literales anteriores dentro de los doce
meses inmediatos siguientes al cese voluntario de la actividad policial, o
del cese por agotamiento del subsidio transitorio por incapacidad parcial.
Cuando las causales de pensión se verifiquen fuera del plazo indicado
precedentemente, sólo causará pensión quien, habiendo cesado en forma
voluntaria o por agotamiento del subsidio transitorio por incapacidad
parcial, compute como mínimo diez años de servicios policiales efectivos y
siempre que sus causahabientes no sean beneficiarios de otra pensión
generada por el mismo causante.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 12

 (Beneficiarios de pensión).- Siempre que al momento de configuración de
la causal no se hallaren en situación de desheredación o indignidad para
suceder, son beneficiarios con derecho a pensión:
A) Las personas viudas.
B) Los hijos solteros menores de dieciocho años; los hijos solteros
mayores de dieciocho años de edad y menores de veintiún años, siempre que
acrediten carecer de medios de vida propios y suficientes para su congrua
y decente sustentación y los hijos solteros mayores de dieciocho años
absolutamente incapacitados para todo trabajo.
C) Los padres absolutamente incapacitados para todo trabajo.
D) Las personas divorciadas.
E) Las concubinas y concubinos (Ley Nº 18.246, de 27 de diciembre de
2007).
El derecho a pensión de los beneficiarios incluidos en el literal B), se
configurará en el caso de que su padre o madre no tenga derecho a pensión,
o cuando éstos, en el goce del beneficio, fallezcan o pierdan el derecho
por cualquiera de los motivos establecidos legalmente. Las referencias a
padres e hijos comprenden el parentesco legítimo, natural o por adopción.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 13

 (Condiciones del derecho).- Las condiciones del derecho serán las
siguientes:
A) En el caso de los padres absolutamente incapacitados para todo trabajo
y las personas divorciadas, deberán acreditar la dependencia económica del
causante o la carencia de ingresos suficientes.
 Se considera que los mencionados beneficiarios dependen económicamente
del causante, cuando están a cargo total o principalmente de aquél
recibiendo del mismo un aporte económico indispensable para su congrua
sustentación, entendiéndose por tal la disponibilidad de recursos e
ingresos que permitan mantener los niveles de vivienda, salud, vestimenta,
alimentos y, en su caso, educación del beneficiario.
 La comparación numérica entre los ingresos del causante y los del
beneficiario podrá considerarse a los efectos de establecer la dependencia
económica, no constituyendo un elemento definitorio para su determinación.
 Tratándose de situaciones en las que un grupo de personas de pocos
recursos, comparten gastos comunes que individualmente no podrían
absorber, se entenderá que existe dependencia económica si se comprueba
que el fallecimiento del causante ha provocado al beneficiario con
vocación pensionaria un perjuicio económico relevante.
 Se entenderá que existe carencia de ingresos suficientes cuando los
referidos beneficiarios no dispongan de ingresos mensuales superiores a $
17.750 (diecisiete mil setecientos cincuenta pesos uruguayos).
B) Las personas viudas y concubinas tendrán derecho al beneficio, siempre
que el promedio mensual actualizado de sus ingresos personales de los doce
meses anteriores a la fecha de configuración de la causal, no supere la
suma de $ 51.467 (cincuenta y un mil cuatrocientos sesenta y siete pesos
uruguayos).
C) Las personas divorciadas, además de lo dispuesto en el literal A) de
este artículo, deberán justificar que gozaban de pensión alimenticia
servida por su ex cónyuge, decretada u homologada judicialmente. En estos
casos, el monto de la pensión o la cuota parte si concurriere con otros
beneficiarios, no podrá exceder el de dicha pensión alimenticia.
D) Los hijos adoptivos y los padres adoptantes, en todo caso deberán
probar que han integrado, de hecho, un hogar común con el causante,
conviviendo en su morada y constituyendo con el mismo una unidad moral y
económica similar a la de la familia, siempre que esta situación fuese
notoria y preexistente en cinco años por lo menos a la fecha de
configurarse la causal pensionaria, aún cuando el cumplimiento de las
formalidades legales de adopción fuese más reciente.
 Cuando la causal pensionaria se opere antes que el adoptado haya cumplido
los diez años de edad, se exigirá que el beneficiario haya convivido con
el causante la mitad de su edad a dicha fecha. El goce de esta pensión es
incompatible con el de la causada por vínculo de consanguinidad, pudiendo
optar el interesado por una u otra.
E) Para el caso de afiliados extranjeros, se requiere que el causante
tenga un mínimo de diez años de residencia en el país y que los
beneficiarios acrediten que tenían su domicilio en el mismo a la fecha de
fallecimiento de aquél, sin perjuicio de lo dispuesto por los Convenios
Internacionales vigentes en la materia.
 Considérase afiliado extranjero aquel que no es natural de la República
Oriental del Uruguay. Los ciudadanos legales, a esos efectos, quedan
comprendidos en la categoría de afiliados extranjeros.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 28, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 14

 (Duración de la prestación).- La pensión se servirá:
A) Durante toda la vida, tratándose de beneficiarias viudas y concubinas
que tengan cuarenta o más años de edad a la fecha de configuración de la
causal, o que cumplan esa edad gozando de dicho beneficio, siempre y
cuando no mejoren su fortuna.
B) Los beneficiarios viudos, concubinos y las personas divorciadas, que
cumplan con los requisitos establecidos en el literal anterior, gozarán
igualmente de la pensión durante toda la vida, salvo que se configuren
respecto de los mismos las causales de término de la prestación que se
establecen en el artículo siguiente.
C) En el caso que las personas viudas, concubinas y divorciadas tengan
entre treinta y treinta y nueve años de edad a la fecha de configuración
de la causal -sin perjuicio de lo previsto en el literal A) precedente- la
pensión se servirá por el término de cinco años y por el término de dos
años cuando los beneficiarios sean menores de treinta años de edad a dicha
fecha.
Los períodos de prestación de la pensión a que hace referencia el inciso
anterior, no serán de aplicación en los casos que:
A) El beneficiario estuviese total y absolutamente incapacitado para todo
trabajo.
B) Integren el núcleo familiar del beneficiario hijos solteros menores de
veintiún años de edad, en cuyo caso la pensión se servirá hasta que éstos
alcancen dicha edad una vez cumplidos los términos del literal C), excepto
cuando se trate de mayores de dieciocho años de edad que dispongan de
medios de vida propios y suficientes para su congrua y decente
sustentación.
C) Integren el núcleo familiar del beneficiarios hijos solteros mayores de
dieciocho años de edad absolutamente incapacitados para todo trabajo.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 15

 (De la pérdida del derecho pensionario).- El derecho a pensión se pierde:
A) Por contraer matrimonio o unirse en concubinato, según lo previsto en
el artículo 2º de la Ley Nº 18.246, de 27 de diciembre de 2007, en el caso
del viudo y personas divorciadas.
B) Por cumplir veintiún años de edad los hijos solteros o por disponer los
hijos solteros mayores de dieciocho, y menores de veintiún años de edad de
medios de vida propios y suficientes para su congrua y decente
sustentación, salvo que acrediten hallarse absolutamente incapacitados
para todo trabajo.
C) Por recuperar la capacidad antes de los cuarenta y cinco años de edad,
cuando la incapacidad fuere requisito del beneficio pensionario.
D) Por mejorar la fortuna de las personas viudas, personas concubinas,
personas divorciadas y padres absolutamente incapacitados para todo
trabajo.
La mejora de fortuna de las personas viudas y concubinas se considerará
configurada cuando el promedio mensual actualizado de sus ingresos
personales correspondientes a los últimos doce meses supere la suma de $
51.467 (cincuenta y un mil cuatrocientos sesenta y siete pesos uruguayos)
y la de las personas divorciadas y padres absolutamente incapacitados para
todo trabajo, cuando desaparezcan los supuestos económicos que dieron
lugar al otorgamiento de la pensión.
La Dirección Nacional de Asistencia y Seguridad Social Policial, por
intermedio del Servicio de Retiros y Pensiones Policiales, determinará los
mecanismos y procedimientos de control a los efectos de lo previsto en
este artículo.

                                

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

CAPITULO V - REQUISITO ESPECIAL

Artículo 16

 (Requisito especial para los casos de incapacidad).- En todo caso, sea
retiro o pensión, en que la incapacidad sea requisito para el otorgamiento
o mantenimiento de una prestación, se establecerá si el beneficiario debe
someterse a exámenes médicos periódicos practicados por la Dirección
Nacional de Sanidad Policial.
El beneficiario deberá necesariamente presentarse a dichos exámenes y la
ausencia injustificada a los mismos, aparejará la inmediata suspensión de
la prestación.
Sin perjuicio de lo dispuesto por el Decreto Nº 225/002, de 18 de junio de
2002, con las modificaciones introducidas por el Decreto Nº 272/003, de 8
de julio de 2003, el Poder Ejecutivo reglamentará el procedimiento para el
reconocimiento de la incapacidad. La incapacidad se determinará aplicando
los baremos vigentes para las actividades amparadas por el Banco de
Previsión Social.


(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

CAPITULO VI - CLASIFICACION DE LOS SERVICIOS

Artículo 17

 (Diferentes tipos de servicios).- A los efectos de esta ley se establecen
las siguientes definiciones:
A) Tiempo de servicio es aquel que corresponde a actividades de cualquier
inclusión tomando en cuenta las bonificaciones pertinentes a que hubiere
lugar.
B) Tiempo de servicios policiales es aquel que corresponde a actividades
amparadas por el Servicio de Retiros y Pensiones Policiales. Si se trata
de servicios bonificados comprende la correspondiente bonificación.
C) Tiempo de servicios policiales efectivos es el tiempo calendario
cumplido efectivamente en actividades amparadas por el Servicio de Retiros
y Pensiones Policiales, en cualquier subescalafón, sin tomar en cuenta la
bonificación cuando la misma proceda.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 18

 (Servicios bonificados).- Los servicios cumplidos en forma efectiva por
los funcionarios del subescalafón ejecutivo serán bonificados, en la forma
y condiciones que determine el Poder Ejecutivo, de acuerdo con los
criterios previstos en el artículo 37 de la Ley Nº 16.713, de 3 de
setiembre de 1995, sin perjuicio de lo establecido transitoriamente en el
artículo 56 de la presente ley.
Esa bonificación comprende en igual proporción y en forma simultánea, al
tiempo de servicios y a la edad real del policía y se aplica tanto para la
causal de retiro común como para la de edad avanzada.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 56, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 19

 (Contribución especial por servicios bonificados).- El Ministerio del
Interior deberá aportar al Servicio de Retiros y Pensiones Policiales, una
contribución especial cuya tasa será determinada por el Poder Ejecutivo de
acuerdo con lo previsto en los incisos 1º y 2º del artículo 39 de la Ley
Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995.


(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

CAPITULO VII - DETERMINACION DEL MONTO Y CONDICIONES DE LAS PRESTACIONES

Artículo 20

 (Sueldo básico de retiro).- Se denomina sueldo básico de retiro, aquel
que se toma como base de cálculo para la obtención de la asignación de
retiro y será el correspondiente al promedio mensual actualizado, de todas
las asignaciones computables sujetas a montepío, de los sesenta meses
computados anteriores al cese.
Si fuera más favorable para el funcionario y en tanto lo pueda acreditar
fehacientemente, el sueldo básico de retiro será el promedio de los cinco
años de mejores asignaciones computables actualizadas.
Tratándose de retiro por acto directo de servicio o por incapacidad total,
si el tiempo de servicios computados no alcanza a sesenta meses, se tomará
el promedio mensual actualizado correspondiente al período o períodos
efectivamente registrados.
En todo caso esas remuneraciones deberán estar debidamente documentadas en
el Servicio de Retiros y Pensiones Policiales.
La actualización de las asignaciones computables a efectos del cálculo del
sueldo básico de retiro se hará hasta el mes inmediato anterior al inicio
del servicio de la pasividad, de acuerdo con el Indice Medio de Salarios,
elaborado conforme al artículo 39 de la Ley Nº 13.728, de 17 de diciembre
de 1968.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 22, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 21

 (Asignación por retiro común).- Para el retiro común, la asignación de
retiro será el resultado de aplicar sobre el sueldo básico de retiro
respectivo los porcentajes que se establecen a continuación:
A) El 50% (cincuenta por ciento), cuando se haya configurado causal.
B) A este porcentaje se adicionará un 0,5% (medio por ciento) del sueldo
básico de retiro por cada año que exceda el mínimo de años de servicios
exigidos para configurar la causal, al momento de su configuración, con un
tope de 5% (cinco por ciento).
C) A partir de los sesenta años de edad, por cada año de edad que se
difiera el retiro, después de haberse configurado causal, se adicionará un
3% (tres por ciento) del sueldo básico de retiro por año, hasta los
setenta años de edad, con un máximo de 30% (treinta por ciento). Si no se
hubiera configurado causal, por cada año de edad que supere los sesenta se
adicionará un 2% (dos por ciento) hasta llegar a los setenta años de edad
o hasta la configuración de la causal si ésta fuera anterior. En este
último caso a partir de la configuración de la causal se aplicará la
adición del 3% (tres por ciento) por cada año que se difiera el retiro
hasta los setenta años.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 40, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 22

 (Asignación de retiro por incapacidad total y monto del subsidio
transitorio por incapacidad parcial).- La asignación de retiro por
incapacidad total, será del 65% (sesenta y cinco por ciento) del sueldo
básico de retiro.
En caso de que a la fecha de cese por incapacidad del policía ya hubiera
configurado otra causal de retiro, se aplicará el porcentaje que
corresponda a la misma si le resultara más favorable.
El monto mensual del subsidio transitorio por incapacidad parcial será
equivalente al 65% (sesenta y cinco por ciento) del sueldo básico de
retiro, calculado de acuerdo con artículo 20 de la presente ley, y se
abonará por la Unidad Ejecutora con los haberes previstos para su sueldo
presupuestal.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 26, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 23

 (Asignación de retiro por incapacidad total por acto directo de
servicio).- La asignación de retiro por incapacidad para toda tarea por
acto directo de servicio será equivalente al 100% (cien por ciento) del
sueldo básico de retiro, con un monto mínimo equivalente al de la
remuneración del Grado de Oficial Sub Ayudante (Grado 6), a cuyos efectos
se considerará la antigüedad real del policía.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 26, 40, 58 y 63 (vigencia).
Referencias al artículo

Artículo 24

 (Asignación de retiro por edad avanzada).- Para el retiro por edad
avanzada, al configurarse la causal, la asignación de retiro será el
resultado de aplicar sobre el sueldo básico de retiro el 50% (cincuenta
por ciento) más un 1% (uno por ciento) por cada año que exceda los quince
años de servicios, con un tope del 64% (sesenta y cuatro por ciento).

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 25

 (Monto de retiro mínimo y máximo).- En ningún caso una asignación de
retiro, será inferior a la suma de $ 2.219 (dos mil doscientos diecinueve
pesos uruguayos) ni mayor de $ 30.000 (treinta mil pesos uruguayos).

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 26

 (Sueldo básico de pensión).- El sueldo básico de pensión será el
equivalente a la asignación de retiro que le hubiera correspondido al
causante a la fecha de su fallecimiento con un mínimo equivalente al de
retiro por incapacidad total (artículo 22 de la presente ley) o por
incapacidad total por acto directo de servicio (artículo 23 de la presente
ley) si éste fuera la causa de la muerte.
Si el causante estuviera ya retirado o percibiendo el subsidio transitorio
por incapacidad parcial, el sueldo básico de pensión será la última
asignación de retiro o de subsidio.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).
Referencias al artículo

Artículo 27

 (Asignación de pensión).- La asignación de pensión será:
A) Si se trata de personas viudas, divorciadas o concubinas, el 75%
  (setenta y cinco por ciento) del sueldo básico de pensión cuando exista
   núcleo familiar o concurrencia con hijos no integrantes del mismo o
   padres del causante.
B) Si se trata exclusivamente de viuda o viudo, concubina o concubino, o
   hijos del causante, el 66% (sesenta y seis por ciento) del sueldo
   básico de pensión.
C) Si se trata de hijos en concurrencia con los padres del causante, el
   66% (sesenta y seis por ciento) del sueldo básico de pensión.
D) Si se trata exclusivamente de divorciadas o divorciados, o padres del
   causante, el 50% (cincuenta por ciento) del sueldo básico de pensión.
E) Si se trata de la viuda o viudo en concurrencia con la divorciada o
   divorciado o concubina o concubino, o de la divorciada o divorciado en
   concurrencia con la concubina o concubino, sin núcleo familiar, el 66%
  (sesenta y seis por ciento) del sueldo básico de pensión. Si alguna o
   algunas de esas categorías tuviere o tuvieren núcleo familiar, el 9%
  (nueve por ciento) de diferencia se asignará o distribuirá en su caso,
   entre esas partes.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 29, 31, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 28

 (Distribución de la asignación de pensión).- En caso de concurrencia de
beneficiarios, la distribución de la asignación de pensión se efectuará
con arreglo a las siguientes normas:
A) A la viuda o viudo, concubina o concubino, divorciada o divorciado, con
núcleo familiar, en concurrencia con otros beneficiarios, le corresponderá
el 70% (setenta por ciento) de la asignación de pensión.
 Cuando concurran con núcleo familiar la viuda o viudo o concubina o
concubino o divorciada o divorciado, la distribución de dicho porcentaje
se hará por partes iguales a cada categoría. En el caso de que una sola de
las categorías integre núcleo familiar, su cuota parte será superior en un
14% (catorce por ciento) a la del resto de los beneficiarios.
 El remanente de la asignación de pensión se distribuirá en partes iguales
entre los restantes copartícipes de la misma.
B) A la viuda o viudo, concubina o concubino, divorciada o divorciado, sin
núcleo familiar, en concurrencia con otros beneficiarios, le corresponderá
el 60% (sesenta por ciento) de la asignación de pensión.
 Cuando concurran la viuda o viudo o concubina o concubino o divorciada o
divorciado, la distribución de dicho porcentaje se hará por partes iguales
a cada categoría.
 El remanente se distribuirá en partes iguales entre los restantes
copartícipes de pensión.
C) En los demás casos, la asignación de pensión se distribuirá en partes
iguales.
En el caso de las divorciadas o divorciados en concurrencia con otros
beneficiarios, el remanente que pudiera surgir de la aplicación del tope
previsto en el literal C) del artículo 13 de la presente ley, se
distribuirá en la proporción que corresponda a los restantes
beneficiarios.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 29, 31, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 29

 (Concepto de núcleo familiar).- A los efectos de lo dispuesto en los
artículos anteriores, se considera núcleo familiar la sola existencia de
hijos solteros menores de dieciocho años, o mayores de dieciocho años
absolutamente incapacitados para todo trabajo, o menores de veintiún años
y mayores de dieciocho años que no dispongan de medios de vida propios y
suficientes para su congrua y decente sustentación.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 31, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 30

 (Liquidación individual).- En cualquier caso de concurrencia de
beneficiarios de pensión, se liquidará por separado la parte proporcional
que corresponda a cada uno de ellos.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 31

 (Reliquidación entre copartícipes).- Cuando un beneficiario falleciere o
perdiere su derecho a percibir la pensión, se procederá a reliquidar la
asignación de pensión, si correspondiera, así como a su distribución, de
acuerdo con lo establecido en los artículos anteriores.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 35, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 32

 (Aplicación inmediata del régimen pensionario).- El régimen de las
pensiones de sobrevivencia previsto en el presente Título se aplicará a
todos los casos en que se configure causal pensionaria a partir de la
vigencia de la presente ley, cualquiera sea el régimen provisional que le
fuere aplicable al causante.


(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

CAPITULO VIII - DE LA SUSPENSION DEL GOCE DEL RETIRO O PENSION

Artículo 33

 (Suspensión del retiro o pensión).- El goce de la prestación de retiro o
pensión, le será suspendido a quienes sean procesados por la comisión de
un delito que traiga aparejada pena de penitenciaría, a partir del
respectivo auto de procesamiento y durante el término de su reclusión.
En caso de sentencia absolutoria ejecutoriada, se procederá al reintegro
de las prestaciones suspendidas, deducidos los montos abonados conforme a
lo dispuesto, en el artículo 34 de la presente ley.
Lo dispuesto precedentemente es también aplicable a las situaciones que se
rijan por las disposiciones legales anteriores a la vigencia de la
presente ley.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 34, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 34

 (De los beneficiarios en caso de suspensión del retiro).- La suspensión
del retiro, determinará a favor de la esposa o esposo, concubina o
concubino e hijos solteros del procesado que tendrían derecho a pensión de
acuerdo con la presente ley, y a petición de aquellos, la percepción de
una prestación cuya asignación será:
A) Si se trata exclusivamente de la esposa o esposo, concubina o concubino
o hijos, el 66% (sesenta y seis por ciento) de la asignación de retiro.
B) Si se trata de esposa o esposo, concubina o concubino e hijos en
concurrencia, el 75% (setenta y cinco por ciento) de la asignación de
retiro.
En el caso de existir persona divorciada beneficiaria de pensión
alimenticia servida por el retirado o retirada, tendrán derecho a una
prestación, cuyo monto será equivalente al de la pensión que hubiere
dejado de percibir por las circunstancias previstas en el artículo
anterior, reducida en los mismos porcentajes de los literales precedentes.
La determinación de la cuota parte de cada beneficiario que no se pueda
resolver de acuerdo con lo establecido en este artículo, se efectuará
siguiendo las reglas fijadas para los copartícipes de pensión en lo que
fueren aplicables.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 35

 (Efectos de la suspensión de la pensión).- La suspensión de la pensión
determinará en su caso la reliquidación de la asignación de pensión de
acuerdo con lo establecido en el artículo 31 de la presente ley.

                                

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

TITULO III - DEL REGIMEN DE TRANSICION

Artículo 36

 (Ambito subjetivo de aplicación).- El personal policial activo amparado
por el Servicio de Retiros y Pensiones Policiales, que a la fecha de
entrada en vigencia de esta ley, cuente, en el caso de la mujer, con
treinta y siete o más años de edad, y en el caso del hombre, con cuarenta
o más años de edad, y quince o más años de servicios efectivos, y no
configure causal de retiro al 30 de junio de 2011, se regirá por las
disposiciones de este Título, salvo que realicen la opción prevista por el
artículo 58 de la presente ley.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 37

 (Prestaciones).- Las prestaciones serán, el retiro común, que se regirá
por lo dispuesto en el artículo siguiente, el retiro por incapacidad total
y por incapacidad por acto directo de servicio, que se regirán
respectivamente por lo dispuesto en los artículos 7º y 8º de la presente
ley.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 38

 (Causal de retiro común).- Para configurar causal de retiro común, se
deberán alcanzar entre años de edad y años de servicios, incluyendo lo
dispuesto por el artículo 34 de la Ley Nº 9.940, de 2 de julio de 1940,
los siguientes coeficientes:
A) El personal policial ejecutivo, el coeficiente 76 (setenta y seis).
B) El personal policial de los subescalafones de apoyo:
 a. A partir del 1° de julio de 2011, el coeficiente 76 (setenta y seis).
 b. A partir del 1° de julio de 2013, el coeficiente 77 (setenta y siete).
 c. A partir del 1º de julio de 2015, se requerirán sesenta años de edad y
un mínimo de treinta y cinco años de servicios, a cuyos efectos se
computarán hasta la fecha de entrada en vigencia de la presente ley, a
razón de cinco años por cada cuatro años de servicios policiales
efectivos.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 39

 (Sueldo básico de retiro).- El sueldo básico de retiro del personal
comprendido en el régimen de transición, con exclusión de las partidas
previstas en el artículo 43 de la presente ley que se ponderarán de
acuerdo con lo dispuesto en el inciso tercero del presente artículo, será
el promedio mensual de las asignaciones computables actualizadas de los
últimos doce meses de servicios.
Dicho período se incrementará en un semestre por cada semestre de vigencia
de la historia laboral creada por el artículo 49 de la presente ley, hasta
alcanzar a los sesenta meses computados anteriores al cese.
Las partidas referidas en el citado artículo 43 de la presente ley, se
considerarán en base al promedio mensual actualizado de los últimos
sesenta meses de servicios.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 46, 58 y 63 (vigencia).

Artículo 40

 (Asignación de retiro).- La asignación de retiro será:
A) Para la causal de retiro común, el resultado de aplicar sobre el 
sueldo básico de retiro, los porcentajes que se establecen a continuación:
 a. A partir del 1º de julio de 2011, el 80% (ochenta por ciento) del
sueldo básico de retiro.
 b. A partir del 1º de julio de 2012, el 75% (setenta y cinco por ciento)
del sueldo básico de retiro.
 c. A partir del 1º de julio de 2014, el 70% (setenta por ciento) del
sueldo básico de retiro.
 d. A partir del 1º de julio de 2015, el 50% (cincuenta por ciento) del
sueldo básico de retiro.
 Estos porcentajes se incrementarán en las condiciones previstas en los
literales B) y C) del artículo 21 de la presente ley. En ningún caso la
asignación de retiro total superará el 85% (ochenta y cinco por ciento)
del sueldo básico de retiro.
B) Para la causal de retiro por incapacidad total será el 65% (sesenta y
cinco por ciento) del sueldo básico de retiro.
C) Para la causal de retiro por incapacidad total por acto directo de
servicio, se regirá por lo dispuesto en el artículo 23 de la presente ley.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

Artículo 41

 (Monto de retiro mínimo y máximo).- El monto mínimo de asignación de
retiro correspondiente al régimen de transición será de $ 2.219 (dos mil
doscientos diecinueve pesos uruguayos).
El monto máximo de retiro será, a partir del 1º de julio de 2011, de $
30.000 (treinta mil pesos uruguayos), el que se elevará en $ 1.500 (mil
quinientos pesos uruguayos) por año para quienes configuren causal de
retiro en los cinco años siguientes.
A partir del 1° de julio de 2017 la asignación máxima de retiro será de $
30.000 (treinta mil pesos uruguayos).

                                

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 58 y 63 (vigencia).

TITULO IV - DISPOSICIONES COMUNES
CAPITULO I - DE LA MATERIA GRAVADA

Artículo 42

 (Materia gravada).- Constituye materia gravada para las contribuciones
especiales de seguridad social todo ingreso que el funcionario policial
perciba, sea en dinero o en especie susceptible de apreciación pecuniaria,
en concepto de retribución y con motivo de su tarea personal cumplida en
tal carácter.
Cuando el ingreso referido se recibiera en todo o en parte mediante
asignaciones en especie o cuya cuantía real sea incierta, el Poder
Ejecutivo determinará los fictos por los cuales se habrá de aportar por
dicha asignación, en función del valor promedio de las mismas.
Los aportes correspondientes a la Dirección Nacional de Sanidad Policial y
al Servicio de Tutela Social Policial serán de cargo del personal policial
y se calcularán sobre la totalidad de las partidas que constituyan materia
gravada.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 46 y 63 (vigencia).

Artículo 43

 (Servicios a terceros y otras partidas).- Las remuneraciones que el
personal policial perciba por los servicios prestados a personas públicas
o privadas, fuera del horario de servicio y del destino correspondiente a
su función pública, bajo contrato celebrado por aquéllas con el Ministerio
del Interior al amparo del artículo 222 de la Ley Nº 13.318, de 28 de
diciembre de 1964, o normas análogas, con cargo a esos terceros,
constituirán materia gravada, de manera progresiva, conforme a las
siguientes reglas:
A) A partir del mes de enero de 2009 en un 50% (cincuenta por ciento).
B) A partir del mes de enero de 2010 en un 70% (setenta por ciento).
C) A partir del mes de enero de 2011 en un 90% (noventa por ciento).
D) A partir del mes de enero de 2012 en un 100% (cien por ciento).
La compensación por riesgo de función y la prima técnica, creadas por los
artículos 141 de la Ley Nº 16.736, de 5 de enero de 1996, con las
modificaciones introducidas por el artículo 87 de la Ley Nº 18.046, de 24
de octubre de 2006; y 29 de la Ley Nº 16.002, de 25 de noviembre de 1988,
en la redacción dada por el artículo 142 de la Ley Nº 16.736, de 5 de
enero de 1996, y con la modificación introducida por el artículo 88 de la
Ley Nº 18.046, de 24 de octubre de 2006, respectivamente, así como los
viáticos de alimentación, tendrán el mismo régimen de aportación
previsional.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 44, 46, 53 y 63 (vigencia).
Referencias al artículo

Artículo 44

 (Aumento nominal de sueldos).- Las partidas y prestaciones que a partir
de la entrada en vigencia de la presente ley pasan a constituir materia
gravada, con la graduación prevista en el artículo 43 de la presente ley,
se incrementarán en el porcentaje necesario a fin de que las
remuneraciones líquidas sean equivalentes a las abonadas con anterioridad
a dicha fecha.
En ningún caso, la aplicación de esta disposición significará aumento de
las retribuciones líquidas.
El incremento a que se refiere el inciso primero de este artículo se
efectuará en forma conjunta para todas las partidas, teniendo en cuenta el
nivel salarial resultante de su acumulación con el sueldo y otras partidas
gravadas con anterioridad a la vigencia de la presente ley.
La suma correspondiente a este incremento será claramente discriminada en
todas las liquidaciones de sueldos, bajo el rubro de reintegro de aportes
por cambio de régimen de aportación.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).
Referencias al artículo

Artículo 45

 (Devolución de montepíos).- A partir de la entrada en vigencia de la
presente ley no se efectuarán más devoluciones de montepíos,
independientemente del período de aportación.
Se exceptúa el caso de aquellos funcionarios que a la fecha de entrada en
vigencia de la presente ley hubieran aportado montepíos por un período de
tiempo que exceda el requerido en el artículo 1º de la Ley Nº 11.182, de
18 de diciembre de 1948 y en el artículo 20 de la Ley Nº 16.333, de 1° de
diciembre de 1992; en estos casos, se harán las devoluciones por el
período excedente hasta la fecha de entrada en vigencia de la presente
ley.


(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

CAPITULO II - DE LA ASIGNACIONES COMPUTABLES

Artículo 46

 (Principio de congruencia).- A los efectos de la presente ley, se
entiende por asignaciones computables, aquellos ingresos individuales que,
provenientes de actividades amparadas por esta normativa, constituyan
materia gravada para las contribuciones especiales de seguridad social.
Las retribuciones a que refieren los artículos 42 y 43 de la presente ley
constituirán asignación computable, sin perjuicio de lo dispuesto por el
inciso tercero del artículo 39 y el inciso segundo del artículo 53 de la
presente ley, en idéntica medida en que sean materia gravada.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 47

 (Ficto casa habitación).- A partir de la vigencia de la presente ley, el
beneficio del ficto casa habitación previsto en el artículo 81 de la Ley
Nº 9.940, de 2 de julio de 1940, con las modificaciones introducidas por
el artículo 23 de la Ley Nº 16.333, de 1º de diciembre de 1992, no será de
aplicación para los funcionarios policiales, independientemente del
estatuto de retiro que les resulte aplicable, excepto para aquellos que al
momento de la vigencia de la presente ley se encontraren ocupando una
vivienda en las condiciones previstas en dichas normas.

                               

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

CAPITULO III - DE LOS RECURSOS DEL SERVICIO DE RETIROS Y PENSIONES POLICIALES

Artículo 48

 (Recursos del Servicio de Retiros y Pensiones Policiales).- Las
prestaciones establecidas en el presente régimen serán financiadas con los
siguientes recursos:
A) Los aportes patronales de retiro, que serán del 19,5% (diecinueve con
cinco por ciento) sobre las partidas que constituyen materia gravada.
B) Los aportes personales de retiro, que serán del 15% (quince por
ciento), sobre las partidas que constituyen materia gravada.
C) La contribución especial por servicios bonificados.
D) El montepío a cargo de los retirados y pensionistas establecidos por
las disposiciones legales vigentes.
E) Los tributos que se afecten específicamente a este régimen en los casos
en que así se disponga por la ley.
F) Si fuere necesaria, la asistencia financiera del Estado.

Con los recursos referidos en este artículo también se solventarán las
pasividades en curso de pago a la fecha de entrada en vigencia de la
presente ley.

                               

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

CAPITULO IV - REGISTRO DE HISTORIA LABORAL

Artículo 49

 (Historia Laboral).- La Dirección Nacional de Asistencia y Seguridad
Social Policial está obligada a mantener al día los registros de historia
laboral de sus afiliados activos y retirados, debidamente respaldados. Se
registrará, como mínimo, tiempo de servicios policiales, asignaciones
computables y aportes que correspondan.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículos: 50 y 63 (vigencia).

Artículo 50

 (Obligaciones de las Unidades Ejecutoras).- Es obligación de todas las
Unidades Ejecutoras del Ministerio del Interior brindar la información
necesaria a los efectos de instrumentar lo establecido en el artículo
anterior, sobre la persona y la carrera funcional del policía, así como
los datos de las liquidaciones mensuales de cada uno. La información
anterior a la vigencia de la presente ley deberá ser proporcionada a la
Dirección Nacional de Asistencia y Seguridad Social Policial en un plazo
máximo de doce meses a contar de la fecha de entrada en vigencia de la
presente ley, el que podrá ser ampliado, en casos debidamente
justificados, por la Dirección Nacional de Asistencia y Seguridad Social
Policial.
Asimismo, a partir de la vigencia de la presente ley, deberán enviar
mensualmente la información completa de cada mes vencido, sin posibilidad
de prórroga alguna.
El incumplimiento de estas obligaciones aparejará al Jerarca de la Unidad
Ejecutora omisa, las sanciones que establezca la reglamentación.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 51

 (Intercambio de información).- La Dirección Nacional de Asistencia y
Seguridad Social Policial con la autorización previa del Ministerio del
Interior, podrá suscribir convenios para el intercambio de información con
los distintos institutos de seguridad social.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 52

 (Información al funcionario).- Todo funcionario policial tendrá derecho,
en cualquier momento, a solicitar la información existente en su historia
laboral, debidamente certificada para su utilización personal o para la
presentación ante otras instituciones.
Asimismo, previa solicitud de sus afiliados, la Dirección Nacional de
Asistencia y Seguridad Social Policial podrá transferir electrónicamente
la información de la historia laboral del solicitante a instituciones de
intermediación financiera o de crédito.
Cuando el funcionario encontrare errores u omisiones en su historia
laboral, dispondrá de un plazo de ciento ochenta días para observarla, a
partir de su notificación fehaciente, sin perjuicio del deber de
enmendarlas de oficio por parte de la Dirección Nacional de Asistencia y
Seguridad Social Policial toda vez que sean detectados.

                                 

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

TITULO V - DISPOSICIONES GENERALES
CAPITULO UNICO

Artículo 53

 (Regulación e incidencia de algunas partidas en el sueldo básico de
retiro).- Los afiliados activos amparados por el Servicio de Retiros y
Pensiones Policiales que han configurado causal de retiro o la configuren
hasta el 30 de junio de 2011, se regirán por el estatuto vigente a la
fecha de promulgación de la presente ley.
No obstante, las partidas referidas en el artículo 43 de la presente ley,
se considerarán para el cálculo del sueldo básico de retiro tomando el
promedio mensual actualizado de los últimos sesenta meses de servicios.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 54

 (Referencia a valores constantes).- Las referencias monetarias
mencionadas en la presente ley, están expresadas en valores constantes
correspondientes al mes de enero de 2008 y se ajustarán por el
procedimiento y en las oportunidades establecidas en el artículo 67 de la
Constitución de la República.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 55

 (Excepción a incompatibilidades).- Las prestaciones que el funcionario
pudiera obtener por el régimen de ahorro individual, de acuerdo con lo
previsto en el inciso cuarto del artículo 6º de la Ley Nº 16.713, de 3 de
setiembre de 1995, en la redacción dada por el artículo 3º de la Ley Nº
17.445, de 31 de diciembre de 2001, no obstan a la percepción del retiro
por incapacidad total en el caso del literal C del artículo 7º, ni a la
del retiro por edad avanzada previsto por del artículo 9º de la presente
ley.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 56

 (Disposición transitoria).- La bonificación prevista en el inciso primero
del artículo 18 de la presente ley se fija, en una proporción de siete
años fictos por cada cinco años efectivos, hasta tanto el Poder Ejecutivo
no determine otra escala, en consonancia con los criterios técnicos
establecidos en los artículos 37 y siguientes de la Ley Nº 16.713, de 3 de
setiembre de 1995.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 57

 (Plazo para solicitar el retiro o la pensión).- El retiro podrá
solicitarse en actividad o dentro de los 180 (ciento ochenta) días
contados a partir del día siguiente al cese o a la configuración de la
causal si ésta fuera posterior a aquél.
Presentada la solicitud dentro de ese plazo, la prestación se servirá
desde la fecha de configuración de la causal o cese, según corresponda. En
caso de presentación de la solicitud fuera de dicho plazo, la prestación
se servirá únicamente desde la fecha de la solicitud.
Los haberes de pensión se servirán desde la fecha de la causal pensionaria
siempre que la prestación se solicite dentro de los 180 (ciento ochenta)
días de configurada la causal. Presentada la solicitud fuera de dicho
plazo, la prestación se servirá desde la fecha de la solicitud.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 58

 (Opción por el nuevo régimen).- El Servicio de Retiros y Pensiones
Policiales dará la más amplia difusión a sus afiliados, sobre el alcance y
contenido de la presente ley, brindando el asesoramiento correspondiente a
los funcionarios que así lo soliciten.
El personal policial no comprendido de forma obligatoria en las
disposiciones de los Títulos I, II y III de la presente ley, podrá optar
en forma voluntaria e irrevocable, ante el Servicio de Retiros y Pensiones
Policiales, por el estatuto de retiro previsto en los Títulos I y II de la
presente normativa, dentro del plazo de caducidad de 180 (ciento ochenta)
días corridos; siguientes a su vigencia.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 59

 (Incompatibilidades).- La percepción de retiro será incompatible con la
realización de actividades para el Ministerio del Interior, sea en forma
directa o indirecta y sea como contratado civil o policial, con excepción
de quienes sean designados en cargos políticos o de particular confianza,
o se encontraren desempeñando cargos de similar naturaleza al momento de
la entrada en vigencia de la presente ley, o de quienes ejerzan cargos
docentes en la Escuela Nacional de Policía.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).
Referencias al artículo

Artículo 60

 (Ajustes de las pasividades).- A partir de la entrada en vigencia de la
presente ley las prestaciones de retiro otorgadas al amparo del régimen
previsional que se sustituye, a cargo de la Dirección Nacional de
Asistencia y Seguridad Social Policial, deberán aplicarse de la siguiente
forma:
A) El haber inicial de retiro es el correspondiente a la tabla de sueldos
vigentes a la fecha del cese (artículos 1º y 2º de la Ley Nº 13.793, de 24
de noviembre de 1969), actualizado hasta el mes inmediato anterior al
inicio del servicio de la prestación, de acuerdo con el Indice Medio de
Salarios, elaborado conforme al artículo 39 de la Ley Nº 13.728, de 17 de
diciembre de 1968, sus modificativas y concordantes.
B) El primer ajuste de pasividad se realizará tomando en cuenta la
variación ocurrida en el Indice Medio de Salarios, elaborado conforme al
artículo 39 de la Ley Nº 13.728, de 17 de diciembre de 1968, sus
modificativas y concordantes, entre el mes anterior al inicio del servicio
de la prestación y el mes en que deba percibir el primer aumento.
 Interprétase, que las pasividades generadas al amparo del artículo 8º de
la Ley Nº 13.793, de 24 de noviembre de 1969, se revaluarán en la forma
dispuesta por el inciso segundo del artículo 67 de la Constitución de la
República.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 61

 (Derogaciones).- A partir de la Vigencia de la presente ley, salvo en lo
previsto por el artículo 34 de la Ley Nº 9.940, de 2 de julio de 1940 y
sin perjuicio del derecho de acceder a la causal de retiro hasta el 30 de
junio de 2011 (artículo 53 de la presente ley), quedan derogadas todas las
disposiciones que se opongan a la misma.
Asimismo se derogan, exclusivamente para los retiros y pensiones que se
otorguen de acuerdo con la normativa de la presente ley, los montepíos que
se descuentan a retirados y pensionistas policiales.
Los funcionarios de los subescalafones de apoyo, a partir de la entrada en
vigencia de la presente ley, no tienen edad de retiro obligatorio, salvo
la prevista para los funcionarios públicos en general. Lo dispuesto en
este inciso se aplica inclusive para los funcionarios no alcanzados por el
nuevo régimen en los demás aspectos.
Derógase el artículo 21 de la Ley Nº 15.809, de 8 de abril de 1986.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 62

 (Implementación de la reforma).- El Ministerio de Economía y Finanzas
proveerá al Ministerio del Interior de los fondos necesarios para la
implementación de la presente ley.

(*)Notas:
Ver en esta norma, artículo: 63 (vigencia).

Artículo 63

 (Vigencia).- Esta ley entrará en vigencia el primer día del segundo mes
siguiente a su publicación en el Diario Oficial, salvo en aquellas
disposiciones en que se haya establecido una fecha de vigencia diferente.


TABARE VAZQUEZ - EDUARDO BONOMI - DAISY TOURNE - ALVARO GARCIA
Ayuda