LEY DE ESTUPEFACIENTES. LISTAS I Y II DE LA CONVENCION UNICA DE NUEVA YORK. LISTA I SOBRE SUSTANCIAS SICOTROPICAS VIENA. MEDIDAS CONTRA EL COMERCIO ILICITO DE DROGAS




Promulgación: 31/10/1974
Publicación: 11/11/1974
  • Registro Nacional de Leyes y Decretos:
  •    Tomo: 1
  •    Semestre: 2
  •    Año: 1974
  •    Página: 1135
Reglamentada por:
      Decreto Nº 398/999 de 15/12/1999,
      Decreto Nº 454/976 de 20/07/1976.
Referencias a toda la norma

CAPITULO I
									

Artículo 3

   Quedan prohibidos la plantación, el cultivo, la cosecha y la comercialización de cualquier planta de la que puedan extraerse    
estupefacientes y otras sustancias que determinen dependencia física  
o psíquica, con las siguientes excepciones:
      A) Cuando se realicen con exclusivos fines de investigación 
         científica o para la elaboración de productos terapéuticos de 
         utilización médica. Las plantaciones o cultivos, en tal caso, 
         deberán ser autorizados previamente por el Ministerio de Salud 
         Pública y quedarán bajo su control directo. 
         Tratándose específicamente de cannabis, las plantaciones o 
         cultivos deberán ser autorizados previamente por el Instituto    
         de Regulación y Control de Cannabis (IRCCA), y quedarán bajo su 
         control directo, sin perjuicio de los contralores que la 
         legislación vigente otorga a los organismos correspondientes en 
         el ámbito de sus respectivas competencias.
      B) La plantación, el cultivo y la cosecha así como la
         industrialización y expendio de cannabis psicoactivo con otros
         fines, siempre que se realice en el marco de la legislación
         vigente y con autorización previa del IRCCA, quedando bajo su
         control directo.
         Se entiende por cannabis psicoactivo a las sumidades floridas
         con o sin fruto de la planta hembra del cannabis, exceptuando
         las semillas y las hojas separadas del tallo, incluidos sus
         aceites, extractos, preparaciones de potencial uso farmacéutico,
         jarabes y similares, cuyo contenido de tetrahidrocannabinol
         (THC) natural, sea igual o superior al 1% (uno por ciento) de su
         volumen.
      C) La plantación, el cultivo y la cosecha así como la
         industrialización y comercialización de cannabis de uso no
         psicoactivo (cáñamo). Las plantaciones o cultivos, en tal caso,
         deberán ser autorizados previamente por el Ministerio de
         Ganadería, Agricultura y Pesca y quedarán bajo su control
         directo.
         Se entiende por cannabis de uso no psicoactivo (cáñamo) a las
         plantas o piezas de la planta de los géneros cannabis, las hojas
         y las puntas floridas, que no contengan más de 1% (uno por
         ciento) de THC, incluyendo los derivados de tales plantas y
         piezas de las plantas.
         Las semillas de variedades de cáñamo no psicoactivo a utilizar
         no podrán superar el 0,5% (cero con cinco por ciento) de THC.
      D) La plantación, el cultivo, la cosecha, el acopio para fines de
         investigación así como la industrialización para uso
         farmacéutico, siempre que se realice en el marco de la
         legislación vigente y acorde a lo que establezca la
         reglamentación, debiendo contar con autorización previa del
         IRCCA quedando bajo su control directo. 
      E) La plantación, el cultivo y la cosecha domésticos de plantas de
         cannabis de efecto psicoactivo destinados para consumo personal
         o compartido en el hogar. Sin perjuicio de ello se entiende
         destinados al consumo personal o compartido en el hogar, la
         plantación, el cultivo y la cosecha domésticos de hasta seis
         plantas de cannabis de efecto psicoactivo y el producto de la
         recolección de la plantación precedente hasta un máximo de 480
         gramos anuales.
      F) La plantación, el cultivo y la cosecha de plantas de cannabis de
         efecto psicoactivo realizados por clubes de membresía, los que
         serán controlados por el IRCCA. Dichos clubes deberán ser
         autorizados por el Poder Ejecutivo de acuerdo a la legislación
         vigente, y en la forma y condiciones que establecerá la
         reglamentación que se dicte al respecto.
         Los clubes de membresía deberán tener un mínimo de quince y un
         máximo de cuarenta y cinco socios. Podrán plantar hasta noventa
         y nueve plantas de cannabis de uso psicoactivo y obtener como
         producto de la recolección de la plantación un máximo de acopio
         anual proporcional al número de socios y conforme a la cantidad
         que se estableciere para el uso no medicinal de cannabis
         psicoactivo.
      G) El IRCCA otorgará licencias de expendio de cannabis psicoactivo
         a las farmacias (de acuerdo con el Decreto-Ley N° 15.703, de 11
         de enero de 1985 y sus leyes modificativas) conforme las
         condiciones establecidas en la legislación vigente y el
         procedimiento y requisitos que estableciere la reglamentación.
    El expendio de cannabis psicoactivo para consumo personal requerirá que se acredite en el registro correspondiente según lo establecido en el artículo 8° de la presente ley, conforme a las estipulaciones legales, en tanto el expendio para uso medicinal requerirá receta médica. 
    El expendio de cannabis psicoactivo para uso no medicinal no podrá 
superar los 40 gramos mensuales por usuario.
    Toda plantación no autorizada deberá ser destruida con intervención 
del Juez competente. El Poder Ejecutivo reglamentará las disposiciones de los literales precedentes, inclusive los mecanismos de acceso a las semillas, el que siendo destinado a plantaciones de cannabis psicoactivo para consumo personal en el marco de la legislación vigente, se considerará en todos los casos como actividad lícita. Dicha reglamentación es sin perjuicio de los contralores que la legislación vigente establece para toda plantación o cultivo que se realice en territorio nacional, en lo que resultare aplicable. Asimismo, la reglamentación establecerá los 
estándares de seguridad y las condiciones de uso de las licencias de 
cultivos para los fines previstos en los literales precedentes.
    La marihuana resultante de la cosecha y el cultivo de las plantaciones referidas en los literales B), D) y E) del presente artículo no podrá estar prensada.(*)

(*)Notas:
Redacción dada por: Ley Nº 19.172 de 20/12/2013 artículo 5.
Redacción dada anteriormente por: Ley Nº 17.016 de 22/10/1998 artículo 1.
Reglamentado por: Decreto Nº 120/014 de 06/05/2014.
Ver en esta norma, artículos: 30 y 31.

TEXTO ORIGINAL: Ley Nº 17.016 de 22/10/1998 artículo 1, Decreto Ley Nº 14.294 de 31/10/1974 artículo 3.
Referencias al artículo
Ayuda