Saltear al contenido principal
Alimentación Casera Y Saludable

La alimentación adecuada y saludable como Derecho Humano

La alimentación saludable, compartida y placentera, es un Derecho Humano Universal.

Para garantizar este derecho, es necesario adoptar medidas que ayuden a todas las personas a optar por alternativas más saludables para su vida.

La revalorización y promoción de la preparación casera de alimentos, es uno de los ejes de trabajo del Instituto Nacional de Alimentación del Ministerio de Desarrollo Social.

Alimentarse significa mucho más que satisfacer el hambre, nutrir el cuerpo o prevenir y tratar enfermedades. La comida es placentera y contribuye cotidianamente a iniciar y mantener relaciones personales, familiares y de negocios, a expresar la individualidad, el sentido de pertenencia y la identidad.

Se ha identificado que una importante barrera para mantener una dieta saludable, es la pérdida de habilidades culinarias, así como las formas de consumo de alimentos de rápida elaboración, que ya vienen pre-elaborados. Particularmente, en los contextos urbanos, se produce una disminución de las comidas familiares y del tiempo dedicado a comer, se pierde parte del ritual que implica disfrutar de una buena comida.

Revalorización la comida casera y saludable como parte de nuestra cultura

Existe una fuerte asociación entre comida de elaboración casera, con significados positivos como: rico, saludable, amor, familia, placer. Por otro lado, se constatan relaciones negativas como: trabajo, tiempo y limpieza. Aparte es necesario encontrar un equilibrio para combinar las habilidades culinarias y los conocimientos de las personas, y la idea de que cocinar es un quehacer cotidiano sencillo, y que a su vez puede ser una actividad compartida y placentera.

La comida, como cualquier actividad creativa, no tiene limitaciones de género. Por el contrario, muchos varones han descubierto el placer en cocinar, y son muy buenos haciéndolo, encargándose de las compras, experimentando con los sabores, planificando comidas semanales. Aparte por sobre todo, compartir en familia el momento, y construir relaciones equitativas entre mujeres y varones, fomentando la igualdad entre niños, niñas y adolescentes, son parte de un estilo de vida que favorece el bienestar de las personas.

Considera:

  • Preferir el consumo de alimentos frescos y de estación, no solo porque son más económicos, sino porque la naturaleza los ofrece en su mejor momento y son más nutritivos.
  • Involucrar a la familia en la preparación de comidas, donde ésta sea parte de la rutina cotidiana, buscando espacios semanales o esporádicos para hacerlo.
  • Compartir recetas, consejos, secretos, que hacen a las preparaciones y sabores propios de cada familia, dándole identidad.
  • Comer acompañado siempre que sea posible, en casa, en el trabajo, con amigos y destinando tiempo para ese momento, evitando así la exposición a pantallas de televisión o al uso de celulares que distraen nuestra atención.
  • Planificar un menú semanal, y organizar las compras.

Por consultas: obsan-inda@mides.gub.uy

http://www.inda.gub.uy/

 

Volver arriba