Saltear al contenido principal
Respaldo A Sector Agrícola

El Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU) adoptó una serie de medidas para apoyar a clientes del sector agrícola afectados por la sequía, con el objetivo de aliviar su situación financiera y permitirles continuar con el ciclo productivo.

Con un plazo máximo de hasta cuatro años, los clientes podrán reestructurar las obligaciones correspondientes al financiamiento de cultivos de secano y la amortización de préstamos a mediano o largo plazo vinculados a esa actividad productiva. Esto incluye las obligaciones vencidas o a vencer en 2018.

Además, el BROU brindará la posibilidad de incrementar la capacidad de endeudamiento (plafond) de los clientes, a los efectos de posibilitar la financiación de la nueva campaña agrícola. En este sentido, el plafond podrá aumentar en hasta el monto impago asociado a cultivos que se incluya en el reperfilamiento.

Las reestructuraciones, que se analizarán caso a caso, también podrán ser gestionadas por clientes de los rubros Oleagiosos, Servicios Agrícolas y Venta al por mayor de productos agrícolas.

Cuando el plafond no supere los US$ 600.000, la solicitud se analizará, como medida extraordinaria, a nivel de gerencia de negocios, lo que agilizará los tiempos de respuesta. Para límites mayores, el tratamiento se instrumentará a través de órganos de análisis de crédito colectivos. En ambos casos, la calificación de riesgo deberá ser de hasta 3 BCU.

Los interesados podrán gestionar el reperfilamiento hasta fines de mayo, solicitando analizar su situación, y presentando un flujo de fondos que justifique las necesidades financieras y la capacidad de pago de la nueva estructura de financiamiento.

En caso de estar endeudado con el resto del sistema financiero, será preciso presentar información detallada de los préstamos y sus respectivas condiciones de financiamiento.

Asimismo, se exigirá la presentación de un compromiso por escrito, de mantener la actividad agrícola y realizar el financiamiento de cultivos con el BROU. Para ello, se requerirá garantía prendaria del área financiada y los seguros básicos, además del seguro de Índice Fuerte para el caso de cultivos de soja, por el total del área a implantar. Adicionalmente, se exigirá la cesión de créditos de contratos de compraventa del grano y toda otra cobertura acorde a la situación del cliente.

A su vez, el solicitante deberá comprometerse a realizar un abatimiento extraordinario para el reperfilamiento que se concede, en caso que los resultados de su actividad sean superiores a las proyecciones que se consideraron para conceder la asistencia, ya sea por la realización de activos que están destinados a la actividad, o por la percepción de otros ingresos extraordinarios.

 

Respaldo a lecheros

Por otro lado, el BROU habilitó la posibilidad de que, productores lecheros (del segmento micro, pequeño y mediano), mantengan vigentes sus créditos a pesar de la imposibilidad de dar cumplimiento a sus obligaciones, o que prevean no poder hacerlo.

Con esta medida, se busca atenuar el “stress” financiero de los clientes hasta que esté disponible el Fondo de Garantía de los Productores Lecheros (FGDPL), que se estima estará operativo antes de setiembre.

Mediante un tratamiento caso a caso, esta asistencia puede ser solicitada por clientes con compromisos vencidos a partir del 1° de diciembre de 2017, y a vencer hasta el 31 de agosto de 2018. Los vencimientos se difieren al 30 de setiembre de 2018.

Para saldar las obligaciones asumidas, los solicitantes deberán suscribir el compromiso de entrega de la partida de libre disponibilidad del FGDPL que les corresponderá.

Volver arriba