Saltear al contenido principal
La Condición De Buen Pagador Como Bien Preciado

Un reporte crediticio que dé cuenta de la condición de «buen pagador» se convierte en un bien preciado para todos nosotros. Esta herramienta, junto con otros elementos, puede ser utilizada por las empresas para las operaciones comerciales que una persona quiera realizar: ya sea solicitar un crédito, comprar un celular o adquirir un electrodoméstico. Es por ello que proteger nuestro perfil crediticio —honrando todas las obligaciones asumidas en tiempo y forma— es fundamental. Inclusive, también es importante el pago de una deuda con atraso. Este hecho no, necesariamente, es interpretado de manera negativa por parte de las empresas. Haber tenido dificultades para cumplir con un pago, en determinado momento, y luego haber podido saldar dicha deuda puede ser interpretado como una demostración de compromiso y voluntad de pago.

Equifax – Clearing de Informes ha estado trabajando en impulsar la «base de datos positiva». Junto con nuestras empresas afiliadas, embarcadas en ese proyecto, buscamos integrar a nuestra base los datos relativos a los cumplimientos de las personas (datos positivos). A través de estos datos, la condición de buen pagador queda reflejada en su reporte de crédito.

En tal sentido, existen «buenas prácticas» que pueden ser aplicadas fácilmente y nos ayudarán a cuidar nuestro reporte. Por ejemplo, una vez que tengas tu cuenta de ahorro con la suficiente cantidad de dinero para cubrir tus facturas de servicios mensuales es buena idea colocarlas en débito automático. También es conveniente mantener un domicilio estable para recibir  tus facturas. Además, hoy en día podemos aprovechar la tecnología que está a nuestro alcance para mantener la condición de buen pagador. Por ejemplo, todos los smartphones cuentan con una herramienta de calendario que se puede programar para recordarnos el vencimiento de nuestras cuentas.

Equifax – Clearing de Informes apoya la protección de los consumidores y suministra acceso al crédito, lo que fomenta el desarrollo económico. En tal sentido, es importante recordar a la ciudadanía que por ley, todas las personas tienen derecho a acceder a sus datos, en forma gratuita en intervalos de seis meses, salvo que se hubiere suscitado nuevamente un interés legítimo de acuerdo con el ordenamiento jurídico. Para ello, es necesario dirigirse personalmente a nuestra oficina y acreditar la identidad debidamente.

Volver arriba