Saltear al contenido principal
Protección A Las Víctimas De Violencia

De las 4.000 personas que desde 2013 fueron vigiladas por el sistema de tobilleras electrónicas ninguna mujer protegida perdió la vida, aseveró la responsable de Políticas de Género, del Ministerio del Interior, July Zabaleta. Este año se incluirán 500 dispositivos de monitoreo electrónico individual, es decir, solamente al ofensor. Actualmente hay 630 tobilleras instaladas.

“Hicimos una licitación que permitió una mejor calidad de la tecnología e incluir 500 dispositivos de monitoreo electrónico individual, es decir, solamente al ofensor. Puede ser prisión domiciliaria, libertad asistida o con agenda de que deba estar de noche en su domicilio y pueda salir a trabajar siguiendo siempre el mismo camino”, notificó, July Zabaleta.

Esos dispositivos individuales estarán en funcionamiento en el transcurso de 2019. Una comisión integrada por el Ministerio del Interior, la Fiscalía General de la Nación, el Poder Judicial y la Defensoría analiza cómo trabajará con este mecanismo para que sea más efectivo y en qué casos se aplicará.

Zabaleta destacó que de las 4.000 personas que utilizaron el sistema desde su implantación en  2013, ninguna mujer protegida perdió la vida. En este momento hay más de 630 instaladas. Desde 2017 llega a todo el país, hasta 2016 cubría solamente a tres departamentos.

Los datos oficiales indican que entre enero y octubre de 2018 se recibieron 32.307 denuncias de violencia doméstica y casos asociados, de las cuales 29.918 fueron específicamente por violencia doméstica. El 76 % de las víctimas son mujeres y el resto varones. En el 65 % de esos casos, denunciaron por primera vez.

Según Zabaleta, “si se mejoran las investigaciones de casos de violencia doméstica deberíamos tener un impacto para que no sean casos de reincidencia. No se soluciona solamente con eso, pero el hecho de trabajar para combatir la impunidad es un mensaje importante”.

“Lo fundamental es el trabajo con varones para que comprendan de qué se habla, que no es una guerra entre sexos, que sepan que todos tenemos pautas de relacionamiento que no siempre son saludables y que hay formas de prevenirlas mucho antes de que ocurra un hecho. Para eso, tenemos que identificar y estar comprometidos a hacer un cambio”, finalizó.

Fuente: Presidencia de la República

Publicado: 4 de enero 2019

Volver arriba