Saltear al contenido principal
Vivienda Y Desarrollo Social

Luego de pasar por situaciones de calle, convivir en refugios y transitar por un proceso comprobado de independencia, 40 personas accedieron a la oportunidad de residir en el remozado edificio Alzáibar, en la Ciudad Vieja de Montevideo. Ese proyecto se suma a los centros existentes y es producto del trabajo entre los ministerios de Desarrollo Social (Mides), que lo gestiona, y de Vivienda, que realizó la remodelación edilicia.

En el proyecto Alzáibar, que funciona en un edificio de tres plantas ubicado en el barrio Ciudad Vieja, en Montevideo, conviven 30 personas que integran el programa Calle del Mides y otras 10 provenientes de realojos de la cartera de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

El Ministerio de Vivienda, que dispone en régimen de comodato del local que originalmente pertenecía a la cartera de Defensa Nacional, realizó una inversión 23 millones de pesos para su remodelación. El edificio incluye doce baños, cinco cocinas, varios espacios comunes, dormitorios, comedor, lavadero, terrazas, ascensores y electricidad a través de paneles solares.

“No es un lugar adecuado para que vivan familias con niños, pero sí es propicio para el desarrollo cotidiano de una casa colectiva en la que habitarán adultos autónomos”, explicó el miércoles 7 Inés Giudice, asesora de la Dirección Nacional de Vivienda (Dinavi), a la Secretaría de Comunicación Institucional.

En tanto, la directora nacional de Protección Integral en Situaciones de Vulneración del Mides, Eleonora Bianchi, dijo que las personas que viven en esa vivienda colectiva cocinan sus propios alimentos, lavan su ropa y limpian el lugar. Los seleccionados cuentan con escasos recursos económicos, pero estables y suficientes para las acciones cotidianas; no obstante, no pueden solventar el alquiler de un apartamento o de una pensión.

“A ese centro no se ingresa directamente ni generamos listas de espera, y pueden ingresar mujeres y hombres mayores de 50 años luego de haber estado en centros nocturnos del Mides”, indicó Bianchi. Agregó que con esta iniciativa, Uruguay aplica experiencias similares a las que se desarrollan en otros países, como Canadá, en Estados Unidos o algunos estados de Europa, en donde se consideró exitosa a esta práctica para disminuir la cantidad de personas en situación de calle.

Mides atiende a más de 2.000 personas en situación de calle

En la actualidad, más de 2.000 personas que estaban en situación de calle viven en centros del Mides en distintas partes del país. A estos ususarios se les acompaña en inserción social, capacitación para lograr su revinculación con el trabajo formal y en el desarrollo de actividades culturales de acuerdo a sus características personales.

El Mides gestiona centros nocturnos para hombres y mujeres mayores de 18 años; de 24 horas, para mujeres con niños o adolescentes y el Tarará Prado, donde quienes acuden reciben cuidado para recuperarse de enfermedades. Este año también se instalaron tres centros diurnos para personas que durante el día requieren tratamiento por adicciones, problemas de salud mental o por ser adultos mayores en situación de dependencia.

Asimismo, está funcionando Incubar, proyecto en el que tres familias con mujeres jefas de hogar que viven en forma independiente reciben acompañamiento social.

“Ahí tenemos tres experiencias con el Ministerio de Vivienda, a la vez que la Intendencia de Montevideo refacciona una casa antigua para convertirla en 15 apartamentos pequeños”. Son madres que tienen trabajo, pero sus ingresos no son suficientes para vivir en forma totalmente independiente. La evaluación de este proyecto se hace a los doce meses, apuntó Bianchi.

Fuente: Presidencia de la República

Publicado: 8 de agosto 2019

Volver arriba