Saltear al contenido principal
Universidad De La Educación

Un nuevo proyecto de Universidad de la educación llega al Parlamento y provoca una discusión entre diferentes actores que rara vez parte del conocimiento real de lo que es hoy la formación de los Educadores.

Desde el año 2010 dicha formación está regida por un Consejo desconcentrado en el ámbito de la ANEP con el carácter de transición hacia una formación universitaria, integrado por tres consejeros electos por CODICEN, uno electo por el orden docente y uno electo por el orden estudiantil.

En su primer período buscó crear un Sistema Nacional de Formación en educación a través de un plan único para todas las carreras, la creación de las coordinaciones académicas y cierto impulso a las investigaciones y los posgrados.

El Consejo que está en funciones desde abril de 2015 se ha planteado seguir trabajando para lograr en la práctica el nivel universitario.

Los tiempos actuales plantean enormes desafíos a la educación. Responder  al reto de hacer cada vez más efectivo el derecho a la educación para todos, supone trabajar por la inclusión y entender la igualdad, como igualdad de oportunidades, contemplando las diversidades.

Esto supone una serie de transformaciones que en parte ya han comenzado desde ANEP entre las cuales la transformación de la formación de los profesores es una pieza clave.

La aprobación por parte del Poder Legislativo del proyecto de Ley de la Universidad de la Educación puede ser un gran aporte para seguir profundizando el proceso por el que transitamos, pero ese acto no habilita por sí, el cambio cultural que el nivel universitario requiere.

Desde esa perspectiva nos hemos planteado los siguientes objetivos: transformar la formación inicial de los educadores a través de una nueva propuesta curricular, construir una estructura académica y docente acorde con el nivel universitario, impulsar los posgrados y la investigación y transformar la gestión del Consejo.

La transformación curricular avanza hacia un Plan que busca conjugar el logro de un perfil de egreso común a todos los educadores, con perfiles específicos para cada una de las cinco carreras para las que hoy estamos formando (maestros, maestros de primera infancia, profesores, maestros y profesores técnicos y educadores sociales).

La propuesta curricular está basada en el paradigma del aprendizaje situado, centrando en el estudiante que procura el creciente logro de su autonomía. Con una estructura curricular flexible, creditizada, donde un 20% de la trayectoria del estudiante la construye él mismo, en base a un sistema de optativas y elegibles.

Este año se está procesando la puesta en marcha de este Plan en la carrera de maestros y profesores técnicos, mientras se avanza en la concreción de las otras carreras para implementarlas en el 2019.

Se ha procesado una reforma del capítulo XIV del estatuto docente que establece para Formación en Educación una organización del trabajo de los educadores, basada en cargos y grados, que además de tiempo para el trabajo directo con los estudiantes, establece tiempos para el trabajo en equipo, la investigación y la extensión.

Los cargos en los distintos grados son concursables y permiten acceder a efectividades renovables, sujetas a evaluación.

Con relación a los posgrados se han continuado y aumentado los diplomas que ya se venían desarrollando y tenemos en curso, cuatro maestrías.

La investigación se ha potenciado a través de un acuerdo con la ANII con líneas establecidas desde el CFE y con participación de nuestros formadores.

En gestión se están creando nuevos departamentos, divisiones y programas que faciliten el cumplimiento de los objetivos que nos hemos trazado, apostando fuertemente a la informatización de todo al andamiaje administrativo.

Los cambios impulsados se están realizado a través de un proceso de consulta y participación de los órdenes, como corresponde al nivel universitario, convencidos, de que el trabajo colectivo de los actores, contribuye a producir cambios culturales, desnaturalizando viejas visones y prácticas que no siempre se corresponden con las necesidades de la realidad actual.

Mag. Ana Lopater

Directora General

Consejo de Formación en Educación

Volver arriba