Saltear al contenido principal
Una Tarea Social Que Recompensa El Corazón

Familia Amiga del INAU : el derecho a vivir en familia de niñas, niños y adolescentes.

¿Quién no pensó alguna vez que podría cambiar el mundo?. Con el paso del tiempo, entendemos que es una tarea bastante compleja, lo que termina por dar paso a nuevas interrogantes. Entre estas preguntas, existe una en particular, que logra rescatar el mismo espíritu, solidaridad y ambición de la primera, ¿podemos como sociedad contribuir a una mejora en la calidad de vida de niños y niñas?, ¿podemos contribuir a que puedan ejercer sus derechos? Afortunadamente la respuesta a esta pregunta es: sí podemos.

Beatriz y su familia decidieron cambiar la vida de muchos niños, niñas y adolescentes, participando del programa de acogimiento familiar “Familia Amiga”, llevado a cabo por el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay. Con mucha felicidad nos cuenta su experiencia, sobre los niños, anécdotas y reflexiones del programa.

“El primer niño se llama Mariano, como mi hijo más chico. Y después Camila como mi segundo hijo pero en femenino. La casa empieza a cambiar, empiezan a haber ropitas chiquitas. Yo soy la tía Bea, mis hijos son los primos y mis amigos y vecinos son todos tíos.”

Familia Amiga busca hogares transitorios hasta que las niñas, niños o adolescentes puedan regresar a su familia de origen, o hasta que se encuentre una solución familiar definitiva. Respecto a esto, Beatriz nos dice lo siguiente.

“Ellos saben que están en casa hasta que los vengan a buscar, no van a estar siempre, van a ser períodos cortos. El desapego es entender que ellos pasan por nuestras vidas y nosotros pasamos por la vida de ellos, nada más. No soy solo yo, es la comunidad, la familia, es el ambiente.”

En la mayoría de los casos, el contacto con la familia de origen sigue existiendo, lo que permite que el niño, niña o adolescente tenga un recibimiento y adaptación al nuevo hogar en conjunto con su madre, padre o tutor.

“Tenemos el vínculo con algunas familias, con otras no. Hacemos algunas reuniones anuales, y es tan lindo cuando llegan y te dicen “¡Tía Bea!”. Eso tiene mucho que ver, no solamente con su memoria, sino también por la familia que les habla de la tía Bea.”

Luego de contar con muchas experiencias sobre acogimientos, Beatriz nos habla con una sonrisa sobre los motivos que hacen tan especial esta tarea.

“Me dejaron muchos recuerdos, muchos aprendizajes, muchas miradas. No es un trabajo, es una tarea social. Tiene otra compensación que no es en la jubilación. Es verlos en la vida y reconocerlos (…) yo formo parte de ese corazoncito y él forma parte de mi corazón. Sí que valió la pena, y los periodos tienen que ser cortos, porque hay tantos niños que nos están necesitando.”

El equipo técnico del INAU evalúa y selecciona a las familias que deseen integrarse al programa. La Familia Amiga es asesorada, capacitada y acompañada psicosocialmente. Si es necesario, también es apoyada económicamente durante el proceso.

Para conocer más sobre el proyecto Familia Amiga, se puede entrar en contacto con INAU a través del 0800 2513, escribiendo a familiaamiga@inau.gub.uy o en la web www.inau.gub.uy.

Volver arriba