Saltear al contenido principal
Obra Estratégica Binacional

El presidente de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Gastón Silbermann, informó que las tareas de dragado de ese curso hídrico avanzan, en su etapa final, de acuerdo con el cronograma previsto. La empresa adjudicataria, Jan De Nul, de Bélgica, también se encargará del mantenimiento por los siguientes tres años, lo cual asegurará la navegación comercial por el río Uruguay hasta 2021.

La firma belga Jan De Nul draga, con el buque Amerigo Vespucci, diferentes pasos del río entre las ciudades de Fray Bentos y Concepción del Uruguay. Los puntos en los que se trabaja aportan poco volumen de sedimentos y varían en función de las mareas y otros factores naturales, informó Silbermann a la Secretaría de Comunicación Institucional.

El jerarca participó, junto con las representaciones del organismo de ambos países, el canciller Rodolfo Nin Novoa, el presidente de la Administración Nacional de Puertos, Alberto Díaz, y el intendente de Río Negro, Óscar Terzaghi, entre otros operadores públicos y privados de ambos países, en la Jornada de Promoción del Transporte Fluvio-Marítimo en el Río Uruguay, que se desarrolló este jueves 6 en instalaciones del ex frigorífico Anglo, en Fray Bentos.

“El cronograma se cumple de acuerdo con lo acordado con la empresa y no han aparecido mayores obstáculos, salvo el de un casco hundido a la altura del kilómetro 185 en el paso Arroyo Negro (próximo a Concepción del Uruguay), por lo que se resolvió realizar un desvío en el canal”, informó Silbermann.

El contrato entre la empresa adjudicataria y la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) garantizará la navegabilidad entre las ciudades de Nueva Palmira y Fray Bentos, a 23 pies de navegación (25 pies de profundidad).

Los trabajos incluirán el canal de acceso al puerto argentino de Concepción del Uruguay y los ubicados entre los kilómetros 187,1 y 206,8 en el puerto de Paysandú, a 17 pies de navegación (19 pies de profundidad). Silbermann reiteró que los trabajos finalizarán en la segunda mitad de octubre, según lo adelantado por la empresa adjudicataria a la comisión binacional.

Concluido el dragado, la referida empresa realizará su mantenimiento por los siguientes tres años, lo cual asegurará la navegación comercial hasta 2021. Ambas fases insumirán una inversión total, aportada a medias por ambos países, de 40 millones de dólares, que incluyen el sistema de señalización.

El organismo binacional adquirió 120 boyas para incorporar en esta fase de los trabajos, de las cuales 42 arribaron en los últimos días al puerto de Montevideo. La comisión invirtió una cifra cercana a los 1,5 millones de dólares en estos implementos que facilitarán la navegación en el río Uruguay.

Fuente: Presidencia de la República

Publicado: 07 de setiembre 2018

Volver arriba