Saltear al contenido principal
Consejos Para La Prevención De Accidentes Con Supergás

El manejo correcto y responsable de los recipientes portátiles de  GLP (supergás) puede evitar accidentes y reducir la probabilidad de sufrir daños materiales y humanos.

  1. Instale las garrafas en espacios ventilados, en posición vertical lejos de fuentes de calor, protegidos de la intemperie y fuera del alcance de los niños.
  2. Cuando le entreguen una garrafa de GLP debe exigir que esté en correcto estado, asegúrese que no esté dañada, ni oxidada y que cuente con el precinto de seguridad debidamente adherido a la válvula del envase.
  3. Para conectar correctamente una garrafa utilice solamente las manos. Evite dañarla, no la golpee, nunca introduzca objetos extraños en la válvula de cierre de la misma.
  4. Cerrar la válvula reguladora de la garrafa es conveniente cuando no está en uso. Especialmente antes de acostarse o cuando no se encuentre en su hogar.
  5. Controle periódicamente el estado de los artefactos a GLP, de los tubos flexibles y de las abrazaderas.
  6. Únicamente utilice tubos flexibles certificados por UNIT para uso de GLP. Estos están debidamente identificados y su vida útil es de 5 años.
  7. Para chequear pérdidas solo utilice agua jabonosa, nunca utilice fuego, encendedores, etc. Si se observan burbujas es que hay una fuga.
  8. Evite las corrientes de aire en el ambiente donde utilice un artefacto, dado que pueden apagar la llama de los quemadores y producir una fuga de GLP.
  9. Todo artefacto a GLP consume oxígeno del aire donde está instalado. Para que la combustión sea eficiente y sin riesgos para su salud, el ambiente debe tener ventilación adecuada.

Ante una duda consulte a su distribuidor de confianza o escríbanos a: consultas@ursea.gub.uy

Volver arriba