Saltear al contenido principal
Ciencia E Investigación

En la inauguración de la nueva sede del Museo de Historia Natural, la ministra de Educación, María Julia Muñoz, destacó el compromiso de los científicos uruguayos y su par de Transporte, Víctor Rossi, repasó el legado del edificio, la excárcel de Miguelete, donde funciona el nuevo espacio, que fue declarado monumento histórico. Ambos reconocieron el significado de la obra para la sociedad y su valor emocional.

La ministra Muñoz presidió el acto de inauguración de la nueva sede del Museo Nacional de Historia Natural, ubicada en el predio de la excárcel de Miguelete en Montevideo. Junto a ella estuvo presente Rossi, entre otras autoridades que incidieron en la concreción de este espacio.

En el acto realizado este miércoles 18, cuando se cumplen 180 años de los museos en Uruguay, Muñoz reconoció la labor de los científicos uruguayos. Específicamente, destacó el compromiso con el museo, que, si bien en los últimos 18 años no se ubicó en un espacio expositivo estable, funcionó gracias al trabajo de científicos e investigadores, que continuaron sus trabajos. Al respecto resaltó la importancia del director de la institución, Javier González.

En ese contexto, Muñoz pidió disculpas a los científicos, porque hace 18 años, junto con Mariano Arana, entonces intendente de Montevideo, se iniciaron las obras de recuperación del teatro Solís, lo cual implicó que el museo y sus trabajadores “se quedaran sin casa”, ya que debieron ser trasladados.

“El ministerio, en esa época, no tuvo la visión de disponer de espacios grandes donde pudieran desarrollarse, pero la vida nos otorgó a ambos la posibilidad de disculparnos y de subsanar las omisiones cometidas”, señaló.

“Este museo, a pesar de haber permanecido en un lugar inhóspito, desagradable y a puertas cerradas, cultivó una cantidad de asociaciones científicas, trabajos y publicaciones internacionales”, valoró la ministra.

Rossi, en tanto, se refirió al valor arquitectónico del nuevo edificio, que fue declarado monumento histórico por el Poder Ejecutivo y por la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación.

Luego enfatizó el simbolismo de este lugar, por su historia. “¡Cuántas historias, vivencias y sentimientos habrá de las 350 celdas originales!”, repasó el ministro.

“Desde el punto de vista social, es una referencia que merecía ser preservada y proyectada con su memoria hacia el futuro”, afirmó Rossi, quien definió esta instancia como “un momento importante para la historia del país” y para ambos ministerios, por lo que significó el esfuerzo de recuperación.

El jerarca destacó, además, la labor de los profesionales y trabajadores que se desempeñaron en el proyecto.

Fuente: Presidencia de la República

Publicado: 18 de julio 2018

Volver arriba