Saltear al contenido principal
Calidad Del Agua Potable

URSEA lleva adelante un programa de vigilancia de la calidad del agua potable distribuida por redes a los efectos de controlar el cumplimiento de  la normativa vigente.

Para ello, se extraen y analizan muestras de agua potable de las redes de distribución. En los últimos dos años se realizó el monitoreo sistemático de la calidad del agua potable en todas las localidades con más de 1.500 habitantes y en el verano  en localidades balnearias, con énfasis en la calidad microbiológica.

La calidad del agua potable puede verse afectada si en su casa o edificio cuenta con depósito de reserva de agua potable o tanque de bombeo; para ello, recuerde realizar su limpieza periódicamente, a los efectos de mantener la calidad del agua suministrada a la vivienda.

 

Buenas prácticas en el hogar

Cada uno de nosotros puede prevenir un consumo de agua excesivo.

Es aconsejable cerrar la llave de paso que se encuentra junto al medidor en caso de ausentarse de su vivienda o mientras no solucione una pérdida.

Frecuentemente, las cisternas en el baño quedan perdiendo agua tras ser utilizadas, es recomendable repararla o cambiarla.

En el lavatorio, la canilla se debe mantener abierta solamente mientras está utilizando agua y en la apertura necesaria. Dejar correr el agua mientras se enjabona las manos, se afeita o se lava los dientes, provoca el derroche de una considerable cantidad de agua. Verifique que las canillas no queden goteando, puede incrementar el consumo mensual de agua potable.

Muchas veces no prestamos atención a la existencia de pérdidas de agua en las instalaciones de nuestra vivienda que aparentemente son insignificantes, pero no lo son; repárelas cuanto antes.

Puede suceder que existan “pérdidas invisibles” en su casa. Para asegurarse si existen, cierre todas las canillas o artefactos que utilicen agua y observe si el medidor está registrando; si esto ocurre es posible que exista una pérdida. Otra forma es que previo a acostarse o a que en la vivienda quede vacía, anote la lectura de su medidor, y a la mañana siguiente, o al regresar, antes de usar agua, vuelva a tomar la lectura. Si ha variado, es posible que exista una pérdida, intente localizarla o llame a su técnico sanitario.

Volver arriba