Logo IMPO - Centro de Información Oficial

Derecho a la Salud Sexual y Reproductiva

El texto que visualiza a continuación corresponde al texto original. Consulte la normativa actualizada y concordada accediendo gratuitamente al Banco de Datos de IM.P.O..



Ley 18.426 Defensa del Derecho a la Salud Sexual y Reproductiva


Ley 18.426

Díctanse normas relacionadas con la salud sexual y reproductiva.
(2.757*R)

                            PODER LEGISLATIVO

El Senado y la Cámara de Representantes de la República Oriental del
Uruguay, reunidos en Asamblea General,

                                 DECRETAN

                                CAPITULO I
                 De los Derechos Sexuales y Reproductivos

Artículo 1 

 (Deberes del Estado).- El Estado garantizará condiciones para el
ejercicio pleno de los derechos sexuales y reproductivos de toda la
población. A tal efecto, promoverá políticas nacionales de salud sexual y
reproductiva, diseñará programas y organizará los servicios para
desarrollarlos, de conformidad con los principios y normas que se
establecen en los artículos siguientes.

Artículo 2 

 (Objetivos generales).- Las políticas y programas de salud sexual y
reproductiva tendrán los siguientes objetivos generales:
a)     universalizar en el nivel primario de atención la cobertura de
       salud sexual y reproductiva, fortaleciendo la integralidad, calidad
       y oportunidad de las prestaciones con suficiente infraestructura,
       capacidad y compromiso de los recursos humanos y sistemas de
       información adecuados;
b)     garantizar la calidad, confidencialidad y privacidad de las
       prestaciones; la formación adecuada de los recursos humanos de la
       salud tanto en aspectos técnicos y de información como en
       habilidades para la comunicación y trato; la incorporación de la
       perspectiva de género en todas las acciones y las condiciones para
       la adopción de decisiones libres por parte de los usuarios y las
       usuarias;
c)     asegurar el respeto a los derechos sexuales y reproductivos de las
       personas institucionalizadas o en tratamiento asistencial, como
       parte de la integralidad bio-sico-social de la persona;
d)     capacitar a las y los docentes de los ciclos primario, secundario y
       terciario para la educación en el ejercicio de los derechos
       sexuales y reproductivos como parte de una ciudadanía plena y en el
       respeto de los valores de referencia de su entorno cultural y
       familiar;
e)     impulsar en la población la adopción de medidas de promoción de la
       salud y de prevención de la enfermedad y estimular la atención
       institucional de los temas prioritarios en salud sexual y
       reproductiva;
f)     promover la coordinación interinstitucional y la participación de
       redes sociales y de usuarios y usuarias de los servicios de salud
       para el intercambio de información, educación para la salud y apoyo
       solidario.

Artículo 3 

 (Objetivos específicos).- Son objetivos específicos de las políticas y
programas de salud sexual y reproductiva:
a)     difundir y proteger los derechos de niños, niñas, adolescentes y
       personas adultas en materia de información y servicios de salud
       sexual y reproductiva;
b)     prevenir la morbimortalidad materna y sus causas;
c)     promover el parto humanizado garantizando la intimidad y
       privacidad; respetando el tiempo biológico y psicológico y las
       pautas culturales de la protagonista y evitando prácticas invasivas
       o suministro de medicación que no estén justificados;
d)     promover el desarrollo de programas asistenciales con la estrategia
       de disminución del riesgo y daño que incluyen un protocolo en la
       atención integral a los casos de "embarazo no deseado-no aceptado"
       desde un abordaje sanitario comprometido con los derechos sexuales
       y reproductivos como derechos humanos;
e)     promover la maternidad y paternidad responsable y la accesibilidad
       a su planificación;
f)     garantizar el acceso universal a diversos métodos anticonceptivos
       seguros y confiables;
g)     incluir la ligadura tubaria y la vasectomía con consentimiento
       informado de la mujer y del hombre, respectivamente;
h)     fortalecer las prestaciones de salud mental desde la perspectiva
       del ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, la
       prevención de la violencia física, sicológica, sexual y las
       conductas discriminatorias;
i)     prevenir y tratar las enfermedades crónico-degenerativas de origen
       genito-reproductivas;
j)     promover climaterios saludables desde la educación para la salud;
k)     prevenir y reducir el daño de las infecciones de transmisión
       sexual;
l)     prevenir y reducir el daño de los efectos del consumo de sustancias
       adictivas legales e ilegales.

Artículo 4 

 (Institucionalidad y acciones).- Para el cumplimiento de los objetivos
generales y específicos enumerados en los artículos 2º y 3º de la presente
ley, corresponde al Ministerio de Salud Pública:
a) 1.     dictar normas específicas para la atención integral de la salud
          sexual y reproductiva de niños, niñas y adolescentes y capacitar
          los recursos humanos para los servicios correspondientes;
   2.     impulsar campañas de promoción del ejercicio saludable y
          responsable de los derechos sexuales y reproductivos;
   3.     implementar acciones de vigilancia y control de la gestión
          sanitaria en salud sexual y reproductiva en el nivel local y
          nacional;
   4.     desarrollar acciones de vigilancia epidemiológica de los eventos
          que afectan la salud sexual y reproductiva;
   5.     fortalecer el sistema de información sanitario como herramienta
          para conocer el desarrollo nacional de la salud sexual y
          reproductiva de la población;
   6.     promover la investigación en salud sexual y reproductiva como
          insumo para la toma de decisiones políticas y técnicas.
b) 1.     Promover la captación precoz de las embarazadas para el control
          de sus condiciones de salud;
   2.     implementar en todo el territorio nacional la normativa
          sanitaria vigente (Ordenanza 369/04, de 6/8/2004 del MSP) acerca
          de la atención integral en los casos de embarazo no deseado-no
          aceptado, denominada "Asesoramiento para la maternidad segura,
          medidas de protección materna frente al aborto provocado en
          condiciones de riesgo";
  3.      dictar normas que incluyan el enfoque de derechos sexuales y
          reproductivos para el seguimiento del embarazo, parto, puerperio
          y etapa neonatal;
  4.      promover la investigación y sistematización sobre las
          principales causas de mortalidad materna, incluidos los motivos
          de la decisión voluntaria de interrupción del embarazo y métodos
          utilizados para concretarla.
c)        Brindar información suficiente sobre el trabajo de parto, parto
          y post parto, de modo que la mujer pueda elegir las
          intervenciones médicas si existieren distintas alternativas.
d) 1.     Promover la participación comprometida de los hombres en la
          prevención de la salud de las mujeres, así como en la maternidad
          y paternidad responsables;
   2.     promover cambios en el sistema de salud que faciliten a los
          hombres vivir plenamente y con responsabilidad su sexualidad y
          reproducción.
e) 1.     Apoyar a las parejas y personas en el logro de sus metas en
          materia de sexualidad y reproducción, contribuyendo al ejercicio
          del derecho a decidir el número de hijos y el momento oportuno
          para tenerlos;
   2.     protocolizar la atención sanitaria en materia de anticoncepción
          e infertilidad.
f) 1.     Brindar atención integral de calidad y derivación oportuna a las
          personas de cualquier edad que sufran violencia física,
          sicológica o sexual, en los términos de la Ley Nº 17.514, de 2
          de julio de 2002 y del Plan Nacional de Lucha contra la
          Violencia Doméstica y Sexual;
   2.     detectar la incidencia en la morbi-mortalidad materna de la
          violencia física, sicológica y sexual, a los efectos de fijar
          metas para su disminución;
   3.     protocolizar la atención a víctimas de violencia física,
          sicológica y sexual;
   4.     incorporar a la historia clínica indicadores para detectar
          situaciones de violencia física, sicológica o sexual.
g) Impulsar campañas educativas de prevención de las enfermedades crónico
degenerativas de origen génito-reproductivo desde la perspectiva de la
salud sexual y reproductiva.
h) Dictar normas para la atención integral de la salud de hombres y
mujeres en la etapa del climaterio, incorporando la perspectiva de género
y los derechos sexuales y reproductivos, con el objetivo de mejorar la
calidad de vida y disminuir la morbi-mortalidad vinculada a patologías
derivadas de esta etapa del ciclo vital.
i) 1.     Promover en todos los servicios de salud sexual y reproductiva
          la educación, información y orientación sobre los
          comportamientos sexuales responsables y los métodos eficaces de
          prevención de las infecciones de transmisión sexual en todas las
          etapas etarias;
   2.     proporcionar a las mujeres desde antes de la edad reproductiva
          la información y los tratamientos necesarios para evitar la
          transmisión de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) en
          situaciones de embarazo y parto;
   3.     impulsar campañas educativas que combatan la discriminación
          hacia  las personas que conviven con enfermedades de transmisión
          sexual, y proteger sus derechos individuales, incluyendo el
          derecho a la confidencialidad;
   4.     investigar y difundir los resultados sobre la incidencia y
          mecanismos de transmisión del VIH-SIDA y otras Infecciones de
          Transmisión Sexual (ITS) en diferentes grupos poblacionales,
          incluidos los recién nacidos, con miras a focalizar las acciones
          de autocuidado específicas.

Artículo 5 

 (Coordinación).- En el cumplimiento de los objetivos establecidos en los
artículos 2º y 3º de la presente ley, así como en la ejecución de las
acciones a su cargo, el Ministerio de Salud Pública coordinará con las
dependencias del Estado que considere pertinentes.

Artículo 6 

 (Universalidad de los servicios).- Los servicios de salud sexual y
reproductiva en general y los de anticoncepción en particular, formarán
parte de los programas integrales de salud que se brinden a la población.
Dichos servicios contemplarán:

a)     la inclusión de mujeres y varones de los diferentes tramos etarios
       en su población objetivo;

b)     el involucramiento de los sub-sectores de salud pública y privada;

c)     la jerarquización del primer nivel de atención;

d)     la integración de equipos multidisciplinarios;

e)     la articulación de redes interinstitucionales e intersectoriales,
       particularmente con el sector educativo;

f)     la creación de servicios de atención a la salud sexual y
reproductiva para el abordaje integral de los derechos sexuales y
reproductivos como derechos humanos.

                               CAPITULO II
                          Disposiciones finales

Artículo 7 

 Incorpórase al Código de la Niñez y la Adolescencia el siguiente
artículo:

"ARTICULO 11 bis. (Información y acceso a los servicios de salud).- Todo
niño, niña o adolescente tiene derecho a la información y acceso a los
servicios de salud, inclusive los referidos a la salud sexual y
reproductiva, debiendo los profesionales actuantes respetar la
confidencialidad de la consulta y ofrecerle las mejores formas de atención
y tratamiento cuando corresponda.
De acuerdo a la edad del niño, niña o adolescente se propenderá a que las
decisiones sobre métodos de prevención de la salud sexual u otros
tratamientos médicos que pudieran corresponder, se adopten en concurrencia
con sus padres u otros referentes adultos de su confianza, debiendo
respetarse en todo caso la autonomía progresiva de los adolescentes.
En caso de existir riesgo grave para la salud del niño, niña o adolescente
y no pudiera llegarse a un acuerdo con éste o con sus padres o
responsables del mismo en cuanto al tratamiento a seguir, el profesional
podrá solicitar el aval del Juez competente en materia de derechos
vulnerados o amenazados de niños, niñas y adolescentes, quien a tales
efectos deberá recabar la opinión del niño, niña o adolescente, siempre
que sea posible".

Artículo 8 

 (Derogaciones).- Deróganse todas las disposiciones que se opongan a lo
dispuesto en la presente ley.

Sala de Sesiones de la Asamblea General, en Montevideo, a 20 de noviembre
de 2008.
JOSE MUJICA, Presidente; HUGO RODRIGUEZ FILIPPINI, Secretario; MARTI
DALGALARRONDO AÑON, Secretario.

MINISTERIO DE SALUD PUBLICA

                                       Montevideo, 1º de Diciembre de 2008

De acuerdo a lo dispuesto por el artículo 145 de la Constitución de la
República, cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese
en el Registro Nacional de Leyes y Decretos, la Ley por la que se
establecen normas relacionadas con la salud sexual y reproductiva.
Dr. TABARE VAZQUEZ, Presidente de la República; MARIA JULIA MUÑOZ.

Volver al inicio



Reglamentación de la Ley 18.426


Decreto 293/010

Reglaméntase la Ley 18.426 de Defensa del Derecho a la Salud Sexual y
Reproductiva.
(2.458*R)

MINISTERIO DEL INTERIOR
 MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES
  MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS
   MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL
    MINISTERIO DE EDUCACION Y CULTURA
     MINISTERIO DE TRANSPORTE Y OBRAS PUBLICAS
      MINISTERIO DE INDUSTRIA, ENERGIA Y MINERIA
       MINISTERIO DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL
        MINISTERIO DE SALUD PUBLICA
         MINISTERIO DE GANADERIA, AGRICULTURA Y PESCA
          MINISTERIO DE TURISMO Y DEPORTE
           MINISTERIO DE VIVIENDA, ORDENAMIENTO
            TERRITORIAL Y MEDIO AMBIENTE
             MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL

                                       Montevideo, 30 de Setiembre de 2010

VISTO: lo dispuesto en la Ley N° 18.426 de Defensa del Derecho a la Salud
Sexual y Reproductiva, de 1° de diciembre de 2008;

RESULTANDO: I) que la ley referida establece que el Estado garantizará
condiciones para el ejercicio pleno de los derechos sexuales y
reproductivos de toda la población;

II) que es necesario reglamentar dicha Ley, a los efectos de determinar
las características de los servicios de salud sexual y reproductiva que
deberán implementar los prestadores que integran el Sistema Nacional
Integrado de Salud;

CONSIDERANDO: I) que el Estado debe promover políticas nacionales de salud
sexual y reproductiva, diseñar programas y organizar los servicios que
permitan desarrollar los objetivos generales y específicos de la Ley N°
18.426;

II) que de acuerdo a la definición de la Organización Mundial de la Salud,
se entiende por salud sexual un estado de bienestar físico, emocional,
mental y social relacionado con la sexualidad que no es meramente la
ausencia de enfermedad, disfunción o malestar e incluye un acercamiento
positivo y respetuoso hacia la sexualidad y las relaciones sexuales, así
como la posibilidad de tener experiencias sexuales seguras y placenteras,
libres de coerción, discriminación y violencia, en un marco de respeto y
protección a los derechos sexuales de todas las personas en tanto derechos
humanos;

III) que la misma Organización entiende por salud reproductiva una
condición de bienestar físico, mental y social en los aspectos relativos
al sistema reproductivo en todas las etapas de la vida, lo que implica que
las personas puedan tener una vida sexual satisfactoria y segura, la
capacidad de tener hijos y la libertad de decidir si quieren tenerlos,
cuándo y con qué frecuencia, el derecho de mujeres y hombres a estar
informados y tener acceso a métodos de regulación de la fertilidad de su
preferencia que sean seguros, eficaces, asequibles y aceptables, y el
derecho a acceder a servicios de salud adecuados que permitan a la mujer
llevar a término su embarazo y dar a luz en forma segura;

IV) que los prestadores que integran el Sistema Nacional Integrado de
Salud deberán contar con servicios de salud sexual y reproductiva de
acceso universal y garantizar la integralidad, oportunidad, calidad,
confidencialidad y privacidad de las prestaciones correspondientes;

ATENTO, a lo precedentemente expuesto y a lo dispuesto por las Leyes N°
18.426 de 1° de diciembre de 2008, N° 18.211 de 5 de diciembre de 2007 y
N° 18.335 de 15 de agosto de 2008;

                      EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
                     Actuando en Consejo de Ministros

                                 DECRETA:

Artículo 1 

 Los prestadores del Sistema Nacional Integrado de Salud deberán contar
con servicios de salud sexual y reproductiva, que organizarán según lo
dispone el presente Decreto y observando lo establecido en la Ley N°
18.426 de 1° de diciembre de 2008, su reglamentación y las guías clínicas
aprobadas por el Ministerio de Salud Pública.

Artículo 2 

 Las prestaciones en materia de salud sexual tienen como propósito mejorar
la calidad de vida y las relaciones personales, además de ofrecer
consejería y cuidados relativos a las enfermedades de transmisión sexual.
La atención de la salud reproductiva comprende el conjunto de métodos,
técnicas y servicios que contribuyan a prevenir y asesorar sobre problemas
relativos a la reproducción.

Artículo 3 

 Los servicios de salud sexual y reproductiva formarán parte de los
programas integrales de salud y deberán brindarse con un abordaje:

a) Universal, asegurando el acceso a todos los usuarios y usuarias de
   los prestadores del Sistema Nacional Integrado de Salud.
b) Amigable, a fin de disminuir las barreras de acceso, en particular
   respecto a grupos vulnerables y socialmente excluidos, y promover la
   consulta oportuna.
c) Inclusivo, contemplando a mujeres, varones y trans como usuarios y
   no sólo acompañantes de las personas con quienes se relacionen
   sexualmente.
d) Igualitario, respetando la diversidad de las personas y evitando la
   discriminación por género, condición étnico-racial, orientación sexual
   e identidad sexual, capacidades diferentes, convicciones filosóficas,
   confesionales e ideológicas.
e) Integral, considerando a las personas en su dimensión
   bio-psico-social durante todo su ciclo vital, así como su salud en
   general, la de sus familias y la de la comunidad.
f) Multidisciplinario, mediante la integración de equipos que
   incluyan profesionales que actúen en forma interdisciplinaria y
   técnicas adecuadas a las prestaciones a brindar.
g) Etico, defendiendo y promoviendo el respeto por la autonomía de las
   personas, creando condiciones para el ejercicio de la misma, brindando
   información completa, pertinente, culturalmente adaptada, libre de
   prejuicios y validada desde el punto de vista científico y el marco de
   los derechos humanos, que facilite la toma de decisiones personales
   libres, consientes e informadas durante todo el proceso de atención.
h) Calificado, tomando en cuenta las necesidades y expectativas de la
   población usuaria, incluyendo las derivadas de las capacidades
   diferentes y de la orientación sexual e identidad sexual; observando
   indicadores básicos y evaluando periódicamente el grado de satisfacción
   para generar una mejora continua de la calidad.
i) Confidencial, observando la normativa vigente en materia de
   confidencialidad y secreto profesional en todas las instancias y
   procedimientos de la atención.

Artículo 4 

 Las prestaciones en materia de salud sexual y reproductiva se brindarán
de acuerdo a la evidencia científica disponible, con encare de disminución
de riesgos y daños, incorporando la perspectiva de género, respetando la
diversidad generacional y sin imposición por parte del profesional
actuante de sus convicciones filosóficas, confesionales o ideológicas.

Artículo 5 

 Las decisiones e intervenciones en materia de salud sexual y reproductiva
se tomarán y realizarán contando con el consentimiento informado de la
usuaria o usuario de los servicios respectivos, observando al efecto lo
dispuesto por la Ley N° 18.335 de 15 de agosto de 2008, su reglamentación
y demás normas aplicables.

Artículo 6 

 Los servicios de salud sexual y reproductiva incluirán, como mínimo:

a) Difusión y promoción de los derechos sexuales y reproductivos en
   todas las etapas de la vida de las y los usuarios.
b) Promoción de hábitos saludables de vida en las esferas sexual y
   reproductiva y de la consulta médica oportuna.
c) Educación y orientación para el ejercicio responsable y placentero
   de la sexualidad, y promoción de la maternidad-paternidad responsables.
d) Acceso universal a métodos anticonceptivos seguros y confiables,
   que incluyan los reversibles e irreversibles.
e) Información, educación y orientación sobre métodos eficaces para la
   prevención de infecciones de transmisión sexual.
f) Tratamiento de las infecciones de transmisión sexual, que incluya a
   las personas involucradas en las relaciones sexuales.
g) Prevención y tratamiento de las enfermedades crónico-degenerativas
   de origen génito-reproductivas.
h) Información y apoyo a parejas y personas en el logro de sus metas
   en materia de sexualidad y reproducción.
i) Prevención de la morbimortalidad de las mujeres durante el proceso
   de embarazo, parto, puerperio y aborto.
j) Captación precoz de mujeres embarazadas, control de embarazo,
   prevención de riesgos y promoción de salud con enfoque de derechos
   sexuales y reproductivos en su transcurso, así como durante el parto,
   puerperio y etapa neonatal.
k) Creación de condiciones para la humanización del parto
   institucional.
l) Promoción de la participación de las parejas u otras personas a
   elección de la mujer embarazada durante el trabajo de parto, parto y
   pos parto.
m) Información sobre posibles intervenciones médicas durante el
   trabajo de parto, parto y pos parto, con respeto a las opciones de las
   mujeres en caso de existir alternativas.
n) Asesoramiento y adopción de medidas de protección de las mujeres
   frente al aborto provocado en condiciones de riesgo, observando lo
   dispuesto en la Ordenanza del Ministerio de Salud Pública N° 369/004 de
   6 de agosto de 2004.
o) Atención de la interrupción del embarazo en los casos en que la
   misma sea autorizada de conformidad con las normas vigentes.
p) Promoción de climaterios saludables desde la educación para la
   salud.
q) Promoción de la salud mental desde la perspectiva del ejercicio de
   los derechos sexuales y reproductivos, con derivación oportuna cuando
   se detecten problemas al respecto.
r) Prevención de la violencia física, psicológica y sexual, atención y
   derivación oportuna cuando se detecte en personas de cualquier edad,
   observando lo dispuesto en la Ley N° 17.514 de 2 de julio de 2002 y su
   reglamentación.
s) Prevención y reducción de daños por consumo de sustancias adictivas
   legales e ilegales, con derivación oportuna cuando se detecte.

Artículo 7 

 Para la prestación de servicios de salud sexual y reproductiva se
priorizará el primer nivel de atención, sin perjuicio de asegurar los
mecanismos de referencia y contra referencia con los demás niveles de
atención.

Artículo 8 

 Los servicios de salud sexual y reproductiva contarán con instalaciones
físicas que garanticen la privacidad y confidencialidad de la consulta y
los procedimientos que corresponda realizar a los mismos.

Artículo 9 

 Sin perjuicio de su integralidad, los servicios de salud sexual y
reproductiva serán prestados por los profesionales de la salud competentes
en cada especialidad, de acuerdo a las guías clínicas aprobadas por el
Ministerio de Salud Pública.
Además, cada prestador deberá contar con un equipo de referencia
multidisciplinario, que tendrá la siguiente integración mínima:
ginecólogo/a, obstetra/partera y psicólogo/a, pudiendo convocar a otros
profesionales cuando lo demanden los problemas a abordar. El equipo de
referencia podrá ser propio del prestador o por convenio con otros
prestadores que actúen en el territorio. Por razones fundadas, vinculadas
a la cantidad de población usuaria y características de la localidad en
que preste servicios el prestador, el Ministerio de Salud Pública podrá
autorizar excepcionalmente una integración distinta del equipo de
referencia.
El equipo de referencia deberá asegurar la integralidad de los servicios,
a cuyo efecto definirá criterios comunes para la actuación de los
profesionales y técnicos involucrados en los servicios de salud sexual y
reproductiva, y monitoreará su efectiva aplicación por parte de los
mismos. El prestador deberá instrumentar los mecanismos de articulación
permanente entre dicho personal de salud y el equipo de referencia.
Sin perjuicio de la atención que reciban de los especialistas, usuarias y
usuarios podrán acudir en consulta al equipo de referencia, por derivación
de los primeros o por su propia iniciativa.

Artículo 10 

 En el marco de lo dispuesto por la Ley N° 18.426, el Ministerio de Salud
Pública definirá los contenidos y planificará actividades de
sensibilización y capacitación de los profesionales que integren los
equipos de referencia en salud sexual y reproductiva, a los efectos de
mejorar la calidad de la atención.

Artículo 11 

 El Ministerio de Salud Pública ejercerá el contralor general de la
ejecución de los servicios que reglamenta el presente Decreto. La Junta
Nacional de Salud, en ejercicio de sus cometidos de administración del
Seguro Nacional de Salud, controlará que los prestadores que integran
dicho seguro brinden las prestaciones respectivas de conformidad con la
normativa vigente.

Artículo 12 

 Comuníquese. Publíquese.
JOSE MUJICA, Presidente de la República; EDUARDO BONOMI; ROBERTO CONDE;
FERNANDO LORENZO; LUIS ROSADILLA; RICARDO EHRLICH; ENRIQUE PINTADO;
ROBERTO KREIMERMAN; EDUARDO BRENTA; DANIEL OLESKER; TABARE AGUERRE; HECTOR
LESCANO; JORGE PATRONE; ANA MARIA VIGNOLI.

Volver al inicio





impo@impo.com.uy - 18 de julio 1373 - CP 11.200 - TEL: 2908 5042 , 2908 5180 , 2908 5276 - FAX: 2902 3098 - Horario de atención al público: 9:30 a 16:00 hs.